miércoles, 31 de diciembre de 2014

Gastronomía en Nuestro Fin de Semana en Nueva York

Gastronomía en Nuestro Fin de Semana en Nueva York

Soy una reconocida Foodie, termino inglés también usado ampliamente en España durante los últimos años, que viene a decir básicamente que me gusta y disfruto más de lo normal con todo lo relacionado con la gastronomía. Y los que me conocéis ya os encargáis de decirme que sólo hago fotos de comida ;)

Como la otra de mis mayores aficiones es viajar y descubrir sitios nuevos, aunque sea en la misma ciudad en la que vivo, pues es normal que cada vez que viaje me interese casi más la gastronomía, restaurantes, plazas de abastos.... que los museos u otras atracciones locales.

Total que en este último viaje a Nueva York, aunque ha sido cortito, también he tenido tiempo para descubrir algunos de esos sitios que no me puedo perder. Eso sí, algunos los tacho de mi lista a la primera visita y además os lo cuento porque a veces la fama no va muy acorde con la calidad y menos con las expectativas que nos crea el lugar en concreto.

Si la ciudad que visitamos, como en este caso es Nueva York, la lista de lugares especiales o recomendados puede ser infinita, algunos de esos sitios ya los he incluido en los otros post que escribí sobre visitas a Nueva York o incluso les dediqué entradas individuales.

Como por ejemplo en el caso de:

🍨  Serendipity3

En esta ocasión voy a escribir una entrada e incluir todos los locales que visité durante el fin de semana y mis opiniones.

Nuestro primer desayuno lo hicimos en la cafetería de un famoso pastelero, tiene un programa en la tele que nosotros solíamos ver en España.

Cake Boss Cafe

Cake Boss Cafe en Nueva York

No sabía que Cake Boss tenía un café en Nueva York, pero al verlo tuve que entrar a probarlo.

Cake Boss Cafe en Nueva York

Se encuentra en:

📍  625 8th Avenue, New York.

Cake Boss Cafe en Nueva York

El local no es demasiado grande, y aunque hay donde sentarse, no es más que una barra y una gran mesa común. Pero para nosotros fue suficiente porque no había mucha gente.

Como veis en la foto, para ser un sitio con fama no está demasiado cuidado al detalle, ya que los techos estaban en bastante mal estado.

Cake Boss Cafe en Nueva York

Se pueden ver a los pasteleros trabajando a través de un cristal, aunque nada que ver con los trabajos que realizan en el programa.

Cake Boss Cafe en Nueva York

Cake Boss Cafe en Nueva York

En cuanto a sus productos, decir que aunque había una variada selección, eran bastante caros.

Cake Boss Cafe en Nueva York

Cake Boss Cafe en Nueva York

Cake Boss Cafe en Nueva York

Me llamó la atención ver que varios clientes entraban con bebidas del Starbucks a pedir los pasteles. Nosotros pedimos de beber un té y un chocolate caliente. Nada del otro mundo, el chocolate bastante pésimo y en cuanto al té, nada parecido a algo selecto o gourmet, vamos una bolsita de las normales del súper.

Respecto al postre pedimos una Lobster Tail y el pastel de chocolate de la foto. Todo bastante mediocre y muy lejos de lo que me esperaba por su fama y por su precio.

En general no lo recomiendo :(  si aún así os apetece probar, al menos pedir las bebidas en otro lado y bajar la expectación antes de entrar.

Cake Boss Cafe en Nueva York

Cake Boss Cafe en Nueva York

Su web para más información:

🍰   http://www.carlosbakery.com

Cake Boss Cafe en Nueva York

Para almorzar me quedé con todas las ganas de probar al Brunch del Hotel Waldorf Astoria, pero aunque cotilleamos un poco por el hotel, al ser sábado no pudimos comer, sólo lo hacen los domingos.

Un pequeño consejo si os encontráis por allí y necesitáis ir al baño. ¡Sin duda ese es vuestro lugar! Ya me contaréis si lo visitáis.... 😉

 Hotel Waldorf Astoria de Nueva York

Cambiamos de plan y nos fuimos no muy lejos de allí, a otro afamado local de la ciudad. El P. J. Clarke´s lleva abierto desde 1.884 lo que lo hace unos de los más antiguos de la ciudad, además de ser un lugar legendario que cuenta con muchas caras conocidas entre sus clientes.

Con los años han ido abriendo locales en otras localizaciones, pero el original se encuentra en:

📍 915 3rd Avenue, New York.

Nosotros ya que estábamos cerca, queríamos probar en esa localización. La verdad es que impresiona ver el pequeño y antiguo local de ladrillos rojos, rodeado de rascacielos.

P. J. Clarke´s

Nosotros como buenos españoles fuimos a comer bastante tarde, por lo que teníamos esperanza de que hubiese alguna mesa libre.

Al entrar eso parecía un local en Noche Vieja, al menos en las Noches Viejas que yo recuerdo donde no se podía uno ni mover. Como pudimos pasamos por la barra hasta llegar a la zona del comedor y nos dijeron que en una media hora podríamos tener una mesa disponible.

Decidimos esperar y probar, total esto no hizo más que crecer nuestras expectativas, ya altas de por sí.

La decoración y el ambiente eran cálidos y por lo menos para mí gusto con encanto, porque se notaba que era un bar antiguo y no habían cambiado esa esencia a historia.

Para los seguidores de la serie Mad Men, este es uno de los locales que salen en la serie y uno de los pocos que aún siguen existiendo en la actualidad.

Personajes como Jackie Kennedy, Frank Sinatra, Liza Minnelli, Ted Kennedy entre otros muchos, eran asiduos de este establecimiento.

Al sentarnos en el comedor las mesas eran tan ridículamente pequeñas que he visto mesitas de noche más grandes. Pero lo peor es que el espacio entre mesas era mínimo, así que ni intimidad, ni un mínimo de desahogo. Ya sé que es Nueva York y el espacio es oro pero para unos precios tan altos al menos te esperas un mínimo de comodidad, esencial para disfrutar de una buena comida.

El menú parece amplio y variado además de ofertar platos exclusivos del día, pero nosotros teníamos tanta expectación por las hamburguesas, que a diferencia de lo habitual, decidimos pedir los dos hamburguesas.

Fran pidió la más mítica del lugar, The Cadillac, que lleva queso americano (el queso amarillo) y beicon y cuesta $17.85 más tasas, va acompañada de patatas fritas y un trozo de pepinillo.

P. J. Clarke´s: The Cadillac

Yo me pedí una Simply On A Bun y le añadí beicon y aguacate que me costó $14.75 más tasas y no lleva nada de acompañantes por lo que pedimos a parte unas Sweet Potato Fries que costaron $6.55 más tasas.

P. J. Clarke´s: Simply On A Bun

Eso más una Coca Cola de las de botellín pequeño por $3.95 más tasas hizo un total de $46.49 más propinas. Que no me hubiera parecido tan caro de no ser porque no era nada de lo que me esperaba.

No es que estuvieran malas, a excepción de las Sweet Potato Fries que estaban manías y resecas, es que no eran nada especial. Muy decepcionante.

En cambio el camarero que nos atendió fue muy amable en todo momento, si me olvido de que me tuvo sin servir agua desde que llegué hasta que me fui, pero supongo que fue por todo el trabajo que tenía y no porque nos tuviera desatendidos por no ser profesional. Aunque para estos casos ya podrían poner unas copas más grandecillas...

Total que no lo puedo recomendar y lo tacho de mi lista definitivamente.

Su web para más información:

🍔  http://www.pjclarkes.com

Esa noche para la cena parece que tuvimos más acierto y en vez de dejarnos guiar por los comentarios de la gente o las recomendaciones de revistas gastronómicas... de las que voy haciendo listas "tengo que ir", entramos al primero que nos llamó la atención.

Toloache 50 

Se encuentra en:

📍 251 West 50th Street, New York 

Aunque cuenta con otras dos localizaciones, una en el Upper East Side y otra en el West Village.

Al entrar casi nos damos media vuelta porque estaba hasta arriba, pero decidimos al menos preguntar antes de irnos. Nos dijeron que sin reserva tendríamos que esperar bastante y debido a que era tarde y no nos apetecía nada esperar... tampoco teníamos demasiada hambre, era más por tomar algo, le dijimos que entonces en otra ocasión.

La encargada nos dijo que tenía una mesa reservada pero que si aceptábamos comer y terminar antes de la hora en la que estaba hecha la reserva, nos sentaba inmediatamente, así que el trato nos pareció genial.

Entre que estaba agotada y que la iluminación del restaurante era horrible para hacer alguna foto decente, ni saqué la cámara de fotos, pero Fran hizo una con su móvil.

Es de uno de los platos que pedimos, tacos de langosta, el plato es muy pequeño, como avisan en el menú "appetizer size" y son un poco caros, $17 más tasas, pero están buenísimos....

La salsa que llevan es simplemente deliciosa, el menú dice Morita Salsa y no tengo ni idea de lo que es o de lo que lleva, pero intentaré investigar a ver que encuentro...

Toloache 50: Tacos de Langosta

Yo bebí agua pero Fran probó un cocktail el "Margarita Lime Raspado" por $12 más tasas, y según él estaba muy bueno.

Además de unos nachos con salsa y guacamole tradicional por $14 más tasas, el total de la cena fue de $46.82 más propinas.

En cuanto al local, esta bien decorado y aunque las mesas no es que sean de tamaño normal, al menos si que dan un poco más de confort, por tener algo más de espacio.

El servicio fue muy rápido y efectivo, no sabemos si porque tenían prisa para que termináramos o porque es siempre así. De todas formas, nos sobró bastante tiempo del pactado, sin tener que variar la velocidad en la que normalmente comemos, que los que nos conocéis ya sabéis que es bastante lenta.

Recomiendo este restaurante porque si bien es un poco caro, al menos el sabor y la calidad sorprende incluso en platos tan básicos como unos simples tacos o un guacamole y salsa con unos nachos.

Os dejo su web para más información:

🍹  http://toloachenyc.com/media/toloache.html

Aunque se podía andar por la calle, hacía frío. No nos pilló ninguna tormenta, pero sí de vez en cuando caían copitos de nieve, que se derretían nada más tocar el suelo, pero nos daban una bonita sensación de "blanca navidad".

Por eso un buen chocolate caliente apetecía muchísimo. Pero yo tengo una queja enorme: ¿¿Cómo es posible que en Nueva York no pueda encontrar chocolate caliente de calidad sin lactosa???? Al menos en las dos chocolaterías que probamos, no tenían ninguna opción para todos los intolerantes a la lactosa como yo... y eso que en este país se toman las intolerancias o alergias a alimentos mucho más en serio que en España.

Fran si los probó pero como yo no, pues no digo nada de ellos, al menos por ahora, quizás en el futuro los incluya en un post titulado "Chocolate Caliente en Nueva York". Me guardo las fotos ;)

Por cierto, los puestos de comida callejeros, tan populares de Nueva York, durante estos días también venden ¡Castañas!!

Castañas

El domingo para almorzar fuimos a la tienda de productos españoles Despaña. Además de hacer algunas compras y probar algunos productos que tienen sobre los mostradores, decidimos quedarnos a comer allí.

No es exactamente un restaurante, tienen una barra con algunos bocadillos y tapas y una zona con mesas comunes para poder sentarse un poco.

La verdad es que tenía ganas de entrar a esta tienda desde la primera vez que fui a Nueva York y la vi, pero en todas las visitas me la encontraba cerrada.

Esto fue lo que pedimos para comer y aunque no era nada especial, la verdad es que nos supo a Gloria.


Cuando estuve les dejé la dirección del blog en el cristal que tienen para dejar mensajes. No sé si aún seguirá o lo habrán borrado. ¿Alguien la ha visto allí aún???

Espero que no les molestase 😊


Su web para más información es:

🍷  http://www.despanabrandfoods.com

Mi opinión es que yo sin duda cada vez que vaya a Nueva York vuelvo a visitarlos y comprar provisiones de productos de España...

Para cenar y salir de viaje el domingo de vuelta a Boston entramos a un local de sushi que nos llamó la atención de vuelta al Hotel.

Se trata de Wasabi en:

📍 561 7th Ave. de Nueva York.

Wasabi en Nueva York

Es un local moderno, tipo fast food, pero de sushi. Los precios no son nada altos y es bastante cómodo y rápido para comprar comida y llevar. Aunque hay algunas mesas para poder sentarse allí a comer en el mismo local.

Wasabi en Nueva York

La mayoría de sus productos los seleccionamos nosotros mismos de sus frigoríficos, en los que se encuentran colocados de forma individual y envasados en plástico. Algo que se agradece es que tienen bien especificados debajo, los ingredientes y el precio de cada uno.

Wasabi en Nueva York

Wasabi en Nueva York

El problema es la cantidad de plástico que se usa para envolver cada unidad.

También disponen de cajas con algunas selecciones de sushi.

Wasabi en Nueva York

Como podéis ver las opciones son variadas, pero además tienen otros platos calientes como sopas, noodles, bentos variados...

Wasabi en Nueva York

Respecto a la calidad, aunque no soy una experta en sushi, puedo decir que aunque no es el mejor que he probado, no está nada mal. De todas formas si pasáis por allí, tenéis que probar sus zumos. La botellita de Wasabi Lemonade por $2.95 me pareció genial.

Wasabi en Nueva York

Os dejo su web para más información:

🍣  https://wasabi.uk.com/us

Y con esto finalizo mi fin de semana "gastronómico" en Nueva York.

Espero vuestras opiniones, recomendaciones o cualquier comentarios que os apetezca dejarme 😉


Booking.com

lunes, 29 de diciembre de 2014

Navidad en Nueva York

Árbol de Navidad del Bryant Park en Nueva York

Desde que nos mudamos a Boston hemos intentado ir a Nueva York durante las vacaciones de Navidad, para poder ver la ciudad con todas las decoraciones e iluminaciones de las fiestas.

Navidad en Nueva York

Durante los dos años anteriores tuvimos que ir posponiendo nuestros planes, debido a las malas condiciones climatológicas de esas fechas, ya que nosotros queríamos ir en coche.

Por el momento, la libertad que nos da el poder ir en coche, no la cambiamos por nada. A pesar de los consejos que recibí el primer año al hacer esta pregunta, que me sugerían sin duda el transporte público, yo aún no le he visto la parte negativa al ir en coche. Todas las veces que hemos ido, hemos aparcado sin gran problema en la calle, sin pagar. Aunque es verdad, que sólo hemos usado el coche para llegar y para volvernos y dentro de la ciudad hemos andado o usado el transporte público.

Este año seguíamos con las ganas de ir pero no nos atrevíamos a reservar nada pensando que podríamos quedarnos en medio de una tormenta de nieve, así que decidimos simplemente dejarlo hasta el último minuto y si veíamos que iba a hacer bueno, aprovechar el primer fin de semana que pudiésemos.

Así lo hicimos y el fin de semana antes de Navidad nos levantamos de madrugada y nos fuimos en coche a Nueva York. Nada planeado pero nada que perder... Esta era nuestra cuarta visita a la ciudad y como más o menos ya nos conocíamos algunas zonas y los monumentos más importantes, con un par de días tendríamos suficiente para ver las decoraciones.


Booking.com

El alojamiento en Nueva York es bastante caro y ya habíamos oído historias sobre los hoteles de la ciudad, por eso en las ocasiones anteriores habíamos usado Airbnb, aunque en esta ocasión decidimos probar un hotel pequeño, pero que parecía estar bien, con muy buenos comentarios y sobre todo que estaba a un paso de Times Square.

Lo que peor se planteaba era el tema del aparcamiento, pero como el precio del hotel no fue demasiado excesivo y era sólo una noche, decidimos probar suerte. Al final logramos aparcar casi en la puerta del hotel, sin pagar nada, sólo dando un par de vueltas.


La habitación era suficientemente grande y cómoda para los dos, todo estaba muy limpio y el precio era razonable, pero sin duda lo mejor de este pequeño hotel familiar es su ubicación y el trato de su personal.

Nos trataron con amabilidad y confianza, al llegar muy temprano nos guardaron las maletas y nos invitaron a desayunar, cuando llegamos bastante de noche, ya nos tenían las maletas en la habitación y además nos dieron a elegir entre la que nos habían asignado y otra que les quedaba libre.

Por la mañana nos volvieron a ofrecer el desayuno gratis, además de guardar nuestras maletas hasta la noche y al volver a por ellas, nos ofrecieron una copa de vino y quesos.


Si hacéis reserva con Booking podéis usar este enlace para conseguir $25 de descuento al reservar cualquier hotel.

https://www.booking.com/s/e3ea80b0

Nuestro primer desayuno lo hicimos en la cafetería de un famoso pastelero, tiene un programa en la tele que nosotros solíamos ver en España.


No sabía que Cake Boss tenía un café en Nueva York, pero al verlo tuve que entrar a probarlo.

Mis opiniones sobre este y los otros locales de restauración que visitamos durante nuestra visita a Nueva York:  Aquí

Ya que estábamos tan cerca de Times Square pasamos un rato paseando por la zona. Aunque este el punto clave para pasar la Noche Vieja, por Navidad no hay nada especial.


Desde aquí nos fuimos a a hacer un recorrido por los mercadillos navideños, algo que me recuerda más a Europa y que echo de menos en la Navidad de Boston.




¿Reconocéis alguno de estos mercadillos navideños de Nueva York?  Como visitamos unos cuantos voy a hacer una entrada en exclusiva con más fotos, localizaciones y opiniones sobre ellos.

🎄  Mercadillos Navideños en Nueva York

También hicimos un recorrido por los escaparates de los grandes almacenes de la ciudad. A diferencia de Boston, las calles no se encuentran adornadas, me refiero a cada farola de la ciudad, las decoraciones son más bien una actividad que cada negocio u empresa realiza por ellos mismos.


La actividad de ver los escaparates está muy controlada y organizada, con guardias de seguridad que dirigen las colas, porque sí hay que hacer grandes colas para poder ver los escaparates. Nosotros no los vimos todos, pero sí un buen número, así que al igual que a los mercadillos voy a dedicarle una entrada individual.

🎅   Escaparates de Navidad en Nueva York
🎅   Escaparates de Navidad en NuevaYork: Macy´s


Además de los mercadillos y de los escaparates lo más popular de la Navidad de Nueva York es la zona del Rockefeller Center, famosa por gran árbol, las decoraciones y la pista de patinaje, escenario de multitud de películas que tienen lugar durante la Navidad en la Gran Manzana.


Pasamos varias veces por allí, por el día menos espectacular, pero también menos concurrido y agobiante que durante la noche.





La pista de patinaje bajo el gran árbol.




Varias figuras de músicos gigantes.



Y una estrella de Swarovski gigante.


Iluminación del árbol por la noche.


El árbol y la pista de patinaje del Rockefeller Center son los más conocidos de Nueva York, aunque no los únicos, hay otros como los del Bryant Park, muy cerca de allí.

Árbol de Navidad del Bryant Park en Nueva York

Bryant Park en Nueva York

El árbol está decorado con los colores del Bank of America.

Árbol de Navidad del Bryant Park en Nueva York

Árbol de Navidad del Bryant Park en Nueva York

Árbol de Navidad del Bryant Park en Nueva York

La pista de patinaje.

Pista de Patinaje del Bryant Park en Nueva York

Pista de Patinaje del Bryant Park en Nueva York

Pista de Patinaje del Bryant Park en Nueva York

Además tiene un tiovivo.

Tiovivo del Bryant Park en Nueva York

Muy cerca de allí, pero en la Sexta Avenida se encuentra el Radio City Music Hall y las decoraciones gigantes de Navidad.

Como estas enormes bolas rojas.

Bolas Gigantes de Navidad en la Sexta Avenida

Bolas Gigantes de Navidad en la Sexta Avenida

Las luces de colores.

Luces Gigantes de Navidad en la Sexta Avenida

Luces Gigantes de Navidad en la Sexta Avenida

Los renos.

Renos en la Sexta Avenida

El tren de juguete.

Tren de Juguete en la Sexta Avenida

Tren de Juguete en la Sexta Avenida

O los cascanueces gigantes.

Cascanueces Gigantes en la Sexta Avenida

Cascanueces Gigante en la Sexta Avenida de Nueva York

En el Radio City Music Hall tiene lugar un espectáculo muy tradicional de la Navidad en Nueva York, pero nosotros no lo vimos.

Radio City Music Hall en Nueva York

El árbol de Navidad cambia de color de rojo a blanco.

Radio City Music Hall, Nueva York

Por el día también está iluminado.

Radio City Music Hall, Nueva York

El sábado al medio día fuimos a comer a un restaurante famoso por su antigüedad y por tener la fama de servir las mejores hamburguesas de la ciudad.

Se trata del P.J. Clarke´s, pero mi opinión os la cuento en la siguiente entrada:

🍎  Recomendaciones de Restaurantes en Nueva York

P.J. Clarke´s, Nueva York

Dimos un paseo por toda la Quinta Avenida, donde cada una de las tiendas compite por llamar la atención con la decoración de sus fachadas y escaparates.




Aunque dejando a un lado los escaparates sólo encontramos este copo de nieve colgado en medio de la calle.


Y este pequeño nacimiento.

Nacimiento en la Quinta Avenida de Nueva York

Esa noche aprovechando la magnífica ubicación del hotel, decidimos salir a cenar por la zona de Hell´s Kitchen. Nuestra elección fue un restaurante mexicano, Toloache, del que también os daré mi opinión en otra entrada.

Y dar una vuelta por Times Square.

Bandera de Estados Unidos en Times Square de Nueva York

Bandera de Estados Unidos en Times Square de Nueva York


El domingo nos decidimos a ir bajando por la Quinta Avenida, visitar Little Italy y llegar hasta el puente de Brooklyn.

Pasamos por la Biblioteca Pública de Nueva York. Sólo los leones tienen algo de decoración.

Leones de la Biblioteca Pública de Nueva York

El Edificio Chrysler y la Grand Central Terminal.

Edificio Chrysler, Nueva York

El Empire State que estaba iluminado con colores azules.

Empire State, Nueva York

Empire State, Nueva York

Madison Square, en la que había un pequeño árbol de Navidad y una fuente decorada con bolas.

Árbol de Navidad de Madison Square

Árbol de Navidad de Madison Square

Adornos de Navidad en Madison Square

Adornos de Navidad en Madison Square

Washington Square.

Árbol de Navidad en Washington Square

Después fuimos a comer y comprar algunas cosas a la tienda de productos españoles Despaña.

Y desde allí un breve paseo por Little Italy.



Árbol de Navidad en Little Italy

Como veis por las fotos nada que merezca la pena para bajar hasta aquí, a no ser que tengáis alguna recomendación de algún restaurante...


Ya que estábamos cerca fuimos hasta el Puente de Brooklyn para ver si tenía alguna decoración especial, pero nada...


Y volvimos pasando por el Fashion District.


Y cenando en un restaurante de sushi llamado Wasabi, del que también os hablaré en la próxima entrada: Aquí


¿Qué os ha parecido nuestro recorrido navideño?? ¿Echáis muchas cosas en falta??

Algunas zonas en las que estuvimos, no las he incluido en la lista por no tener nada destacable sobre la Navidad.