jueves, 21 de mayo de 2015

Middlesex Fells Reservation: Primer Hiking 2015


Nuestro primer hiking del año 2015 fue hace poco, aprovechando el buen tiempo que estaba haciendo, aunque precisamente el sábado que nosotros elegimos estaba bastante nublando y amenazando todo el rato con caernos un chaparrón. Afortunadamente no llovió nada y hasta se agradeció las nubes, ya que nos alivió el calor que aún es soportable pero se agradece algo de fresco para andar.

Después de un invierno largo y bastante inactivo por nuestra parte, decidimos comenzar a movernos un poco así que pensamos en hacer algo de hiking como en años anteriores pero esta vez comenzando con algo bastante más relajado y mucho más cercano a casa.

Nos decidimos por conocer un poco de Middlesex Fells Reservation, una reserva que se encuentra muy cerca del centro de Boston y de Cambridge. Está situada entre las poblaciones de Malden, Medford, Stoneham, Melrose Winchester.


Tiene varios aparcamientos públicos gratuitos, nosotros dejamos el coche en el Sheepfold parking area.


Sheepfold, la zona cercana a donde aparcamos, es un campo abierto destinado a los perros y allí no es obligatorio llevarlos atados, aunque en otras zonas de la reserva sí lo es. Si os dan miedo los perros mejor evitar esta zona de la reserva.


Podéis ver los distintos parking y senderos en el mapa que tienen disponible en el siguiente enlace:

✦ http://www.mass.gov/eea/docs/dcr/parks/trails/fells.pdf

Captura de pantalla de http://www.mass.gov/eea/docs/dcr/parks/trails/fells.pdf
Con más de 100 millas de senderos puede resultar un poco lioso, aunque cuentan con señales en los 
arboles y con pinturas en el suelo, los diferentes senderos se cruzan todo el tiempo y es algo confuso. Nosotros nos tuvimos que ayudar del google maps y también de un par de preguntas a la gente que nos encontrábamos en el camino. 


Algunos de estos senderos son para hacerlos andando pero otros también se pueden hacer en bici o montando a caballo. 



No son nada difíciles y prueba de ellos es que vimos personas de todas las edades, hasta niñas pequeñas y gente que iba corriendo, pero hay que ir con calzado cómodo y apto para andar por el monte.

En cuanto a la flora que nos encontramos durante nuestro recorrido, pues vimos algunas flores aunque para estar en primavera....si esperamos ver ese estallido de colores característico de esta estación, es mucho más sencillo darse un paseo por la ciudad, en la que vamos a encontrar mucha más variedad. Aquí el gran protagonista en esta fecha es el intenso verde que encontramos en todos lados, también en su fauna...


¿Alguien conoce esta planta? Me recuerda a las plantas carnívoras...


Y bueno el verde predomina también en su fauna, al menos en la que nosotros vimos y también sentimos porque hay unas pequeñas orugas verdes que están por todos lados. Muchas están colgadas de un hilo casi transparente y parecen que están suspendidas en el aire. Se nos pegaban por todo el cuerpo y eso que nos rociamos con un repelente de insectos antes de comenzar a andar.

Intenté hacerles fotos pero entre que son muy pequeñas y que no paran de moverse no hubo manera, pero al menos podéis ver una en la siguiente foto, aunque esté medio borrosa por la parte en la que se estaba moviendo.


No nos encontramos con ningún animal, extraño con la de animales salvajes que se ven por el centro de la ciudad, pero sí con muchos insectos.



Nosotros hicimos una ruta bastante corta, nuestra meta era llegar aunque una vez que comenzamos era más bien encontrar la Wright Tower, ya que queríamos disfrutar las vistas que hay desde allí de Boston mientras nos comíamos nuestro picnic y compartíamos algunos alimentos con los amigos.


La Wright Tower es una torre de piedra, sencilla pero bien cuidada que se encuentra en la parte sur de la reserva, sobre una pequeña colina.


En el interior tiene una placa en la que dice que se construyó en 1.937, por lo que no es muy antigua y a quién debe su nombre, Elizur Wright, un matemático y abolicionista nacido en Connecticut que trabajó como profesor en Massachusetts y promovió su idea de convertir esta zona en una reserva que se preservara para el disfrute de todos.


Si subimos los pocos peldaños de la escalera interior tenemos vistas por un lado de toda la reserva. Aquí podéis apreciar las tonalidades de verde que predominan en este paisaje durante esta época.



Y por el otro lado la autovía inmediatamente debajo y a lo lejos el skyline de Boston.


Para sentarnos y hacer el picnic usamos una gran piedra que está justo debajo de la torre y desde la que también se ve la ciudad de Boston.




La verdad es que con todo lo que comimos, incluyendo una tortilla de patatas buenísima y un bizcocho casero de postre, no nos quedamos con hambre, pero debe de ser que el monte da ganas de comer igual que la playa porque aquí no terminó nuestra comida campera.

Aunque antes de seguir engullendo nos fuimos en coche hasta la zona del lago para ver había por allí...

Es la zona de Spot Pond, y aunque en ella hay disponibles varias actividades, ese día no se veía casi nadie por allí, supongo que las nubes no animaban mucho a hacer actividades acuáticas.


No sé si fue por el día gris pero me defraudó un poco, esperaba encontrar otra cosa... tendré que volver en verano para ver si sigo con la misma opinión.



Y a pesar de las nubes, como ya os he dicho, hacía calor así que nosotros nos fuimos un poco más lejos con el coche para seguir zampando y el manjar elegido fue helado, eso sí muy campero todo que para eso nosotros íbamos ya preparados en todos los sentidos... jiji

Nos fuimos a un granja a comernos un helado gigante y muy artesano. La primera vez que escuché eso de ir a comer helados a granjas, me pareció un poco raro, bueno muy raro... Pero en realidad tiene mucho sentido, ya que si tienen vacas pues por qué no vender helado artesano hecho allí con la leche de sus vacas. También venden la leche y además algunas tienen todo montado como si se tratase de un parque de atracciones.... ¡lo que hubiese dado por ir a una de estas granjas-parques-heladerías cuando era una enana!

Ya os hablaré en otra entrada de ellas y os enseñaré fotos porque creo que son bastante curiosas. También le dedicaré una entrada a las mejores heladerías, según mi criterio, de la zona pero aún queda mucho verano así que poco a poco.

Por ahora os muestro sólo en la que terminamos nuestro día de monte, se trata de Richardson´s Farm.


Se encuentran en:

156 South Main Street (Rte 114)
Middleton, MA 01949

Sus horarios son:

Viernes & Sábados
9 am – 10 pm
De domingos a jueves
9 am – 9:30 pm


Podéis encontrar más información sobre ellos o sus sabores de helados pinchando en el enlace a su web:

➻ http://www.richardsonsicecream.com/

Nosotros elegimos estos:


La bola de arriba es de Black Raspberry y la de abajo es Totally Turtle, que lleva helado de vainilla con anacardos, trozos de fudge y caramel twirl. Me gustó más el de Black Raspberry, el otro estaba bueno pero quizás era demasiado empalagoso para esa cantidad tan grande.


El cono que elegí fue el Giant Waffle Cone.


Fran eligió un Sundae de Brownie.


Y después de vuelta a la ciudad, a casa, muy cansados después de un día duro y de tanta montaña.... :)

¡Viva la vida sana!! 

4 comentarios :

  1. ¿Eso, el mes que viene nos hacemos una rutilla de helados? Yo el primero que comí fue en el almuerzo del departamento (tenemos uno al mes pero aun no había ido) y repetí. Pero que rico. Así que a por los helados :D no conocía lo de las granjas. ¿Pero cómo se aguantaba la bola Raspberry?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok! Tengo una lista enorme de sitios nuevos a los que quiero ir... y me gustaría repetir en las dos granjas que conozco también. Te voy a visando a ver si te puedes apuntar a algunas ;)

      jajajaj eso me decían ellos, que se me iba a caer pero estaba bien estable!! No hubo peligro en ningún momento. Ya ves que hasta la tenía en una mano y le hacía fotos con la otra :)

      Eliminar
  2. ¡Muy atrevida, eh! ¡Sí, tu avísame, que a los helados se les tiene que hacer un huequecito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que soy una temeraria... jajaja Ya te aviso que sobre todo en las granjas el huequecito tiene que ser amplio.

      Eliminar