miércoles, 4 de noviembre de 2015

Tercer Aniversario de Nuestra Vida en Boston


El número va creciendo, vamos sumando aniversarios en esta ciudad. Ya la hemos colocado en la primera posición de nuestra mini lista de ciudades en las que hemos vivido los dos juntos por más tiempo.... ya vamos a por nuestro cuarto Acción de Gracias, nuestra cuarta Navidad y nuestro cuarto invierno en esta ciudad, en este país.


Este año, a diferencia del anterior, no puedo comenzar recordando vacaciones en nuestra tierra, aunque sí, echando de menos pasar algunos días allí... ya se hace larga la espera y se acumulan las intenciones, los reencuentros y los recuerdos empiezan a tocar fuerte... pero ya vendrá todo eso, seguro que no nos hará esperar ya demasiado.





Este año, en cambio, hemos conocido por primera vez otro país más al que añadir a la lista, por fin hemos podido visitar Canadá y además nos hemos desquitado pasando las dos vacaciones de este año allí. Comenzando el verano en junio con la familia en las Cataratas del Niágara y Toronto y despidiendo el verano en Montreal y Québec.



Este año, como ya os he comentado otras veces, se presenta con cambios importantes y probablemente algunos de esos cambios vengan con mucho movimiento de maletas y vuelos, aunque siempre con la vuelta fija en Boston. Así que si el año pasado me centré más en recordar los viajes, este me ha dado por ponerme un poco nostálgica y recordar esos primeros días, aquellos en los que todo era taaaan nuevo, taaaaan diferente y estábamos taaaaaaaaaan ilusionados.


Por suerte, puedo seguir diciendo que ninguno de los dos hemos perdido esa ilusión, al contrario, hemos ido haciendo a esta ciudad nuestra casa, una llena de ilusiones nuevas que nos esperan aquí.

Y no es que haya perdido las ganas de conocer mundo, algunas veces pienso en volver a hacer las maletas, unas más grandes, de empezar otra aventura, de comenzar con las inquietudes, los nuevos desafíos que vienen con lo desconocido pero es que está ciudad es tan especial y me ha ganado tanto que no puedo pensar en marcharme, al menos no ahora.



Hace poco tuve la suerte de ver Boston por la noche desde el balcón del apartamento de un amigo en el centro de la ciudad. Hasta ese momento no había tenido la oportunidad de ver la ciudad desde esa perspectiva y la vista fue maravillosa, me dejó sin palabras y con la imagen en la memoria. Pero además me dejó el recuerdo de que hay mucho nuevo por descubrir aquí, tengo mil cosas más que conocer y no quiero volver a irme como en Amsterdam, sin tener la oportunidad de descubrirlas todas.




Mucha gente me suele decir que Boston es una ciudad pequeña y yo no llego a comprender muy bien el sentido con el que lo dicen, yo en vez de pequeña, la veo cómoda, confortable, manejable pero llena de mil cosas por descubrir....


¿Me acompañáis? Aquí os espero.

P.D: Digo Boston pero no quiero olvidarme de Cambridge :)




6 comentarios :

  1. El gusto de vol ver a leerte. Me haces penser en París. Algunas veces la recuerdo con algo de nostalgia pero la vida continúa y las que nacimos para la "aventura" viajaremos de verdad o soñando. Cada ciudad tiene lo suyo y por eso son tan especiales. Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón y me encanta esa frase, yo soy toda una soñadora xd.

      Las "aventureras" tenemos muchas cosas que nos unen, al comenzar la vida fuera vas encontrando mucha gente con muchas vidas y circunstancias diferentes pero sin embargo con muchas ideas o sensaciones en común. No dejo de sorprenderme y es genial!!

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho esta entrada. Aunque yo solo llevo un poco más de un año en esta ciudad y me queda otro aquí (menos de un año, de hecho), ya voy pensando en la vuelta y se me encoge un poquito el corazón al pensar en dejar Boston (y Cambridge, y Somerville) y a vosotros, todos mis amigos en esta ciudad. Y mi vida aquí. Esta es la primera ciudad que me ha visto emancipada y ha sido un sueño hecho realidad, my American dream, que ya sabes que era la universidad y lo es, pero ahora hay que añadirle todo lo demás que he encontrado. Ahora desde luego no me acabo de sentir preparada para abandonarla, aunque tenga proyectos de futuro allá, a mi familia y a J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre puedes intentar quedarte un poco más... seguro que no te arrepientes ;)

      Eliminar
  3. Leyendo estas cosas a uno le dan l as ganas de hacer las maletas e irse para allá.

    ResponderEliminar