viernes, 19 de febrero de 2016

Trabajar de Babysitter en Estados Unidos

Esta entrada está escrita gracias a una chica sevillana muy simpática que me ha facilitado toda la información y consejos sobre su experiencia personal como babysitter en Estados Unidos.

Ella me ha pedido que lo escriba de forma anónima, así que no voy a decir su nombre, pero desde aquí te agradezco mucho tu colaboración y el tiempo que has dedicado a mandarme todos los detalles y tus consejos. ¡Muchas gracias!!

Comienza con un sabio consejo, "Decidir antes de empezar [...] si se está preparado para estar un año lejos de casa, amigos y familiares"

Personalmente creo que es lo principal que hay que tener en cuenta cuando se toma la decisión de emigrar, no sólo para las babysitters aunque quizás sea incluso más importante en su caso. Hay que recordar que normalmente el perfil de las babysitters suele ser el de chicas jóvenes, menores de 26 años y que vienen solas, algunas veces sin conocer muy bien el idioma local y siendo su primera experiencia internacional.

Una vez que se haya tomado la decisión y asumido todo lo positivo y negativo que esto pueda suponer... lo primero es encontrar una agencia.

Ella nos recomienda las más populares en España que son dos:

👶 http://www.aupaircare.com

👶 http://www.aupairinamerica.com

En su caso escogió aupaircare porque era de la que tenía referencias en un principio, aunque con el tiempo ha podido comprobar que el funcionamiento es prácticamente el mismo en ambas o incluso en otras agencias.

Como todos los españoles u otras nacionalidades que no tengamos la ciudadanía americana o la tarjeta de residente permanente (Green Card), necesitamos un visado para poder trabajar y/o vivir en los Estados Unidos.

El visado con el que vienen todas las babysitters es el J-1, la Visa de Intercambio Cultural.

Y por este motivo es necesario-obligatorio contratar una agencia para poder venir a Estados Unidos a trabajar como babysitter, ya que estas visas sólo se conceden a través de organizaciones de intercambio cultural autorizadas por la oficina de Educación y Relaciones Culturales del Departamento de Estado de Estados Unidos.

En el siguiente enlace encontraréis una lista con todas las agencias autorizadas:

👧 Agencias de Au Pair Autorizadas

Entre los requisito para poder formar parte de este programa encontramos una franja de edad, hay que tener entre 18 y 26 años, además de tener el bachillerato o equivalente y ser capaz de hablar "algo" de inglés.

Respecto al nivel de inglés, aunque es uno de los requisitos y de hecho uno de los primeros pasos para lograr entrar en este programa, "nuestra" babysitter lo recuerda así:

"Recuerdo que el primer contacto antes de empezar el proceso fue una entrevista en inglés, en la que te preguntan sobre niños, sobre ti misma y poco más, pensaba que era importante pero todo el mundo la pasa".

Después llega... "El papeleo es largo y lento, hubo veces en las que me agobie pero tengo que decir que los trabajadores de la agencia ayudan, guían e informan, aunque la que tiene que moverse eres tú".

El papeleo al que se refiere es información personal que las agencias solicitan, como información detallada sobre la experiencia laboral relacionada con el cuidado de niños o el certificado de antecedentes penales.

Y por fin una vez que te admiten en el programa, la agencia te crea un perfil en su web en la que es imprescindible que subas un vídeo tuyo. En el vídeo tienes que mostrar fotografías tuyas, de tu familia, amigos y entorno.

Ese vídeo estará disponible para las familias que quieran considerarte como candidata. Y serán ellas las que contacten contigo en el caso de que te quieran entrevistar, de otra forma no tendrás acceso a la información sobre las familias que participan como posibles empleadores.

Así que conseguir tener un buen vídeo es fundamental para atraer al mayor número de familias posible y con ello conseguir más opciones.

Una vez se comienza con las entrevistas, hay que intentar llegar a un acuerdo entre las dos partes a través de Skype, e-mails...

Esta fase es muy importante y además de tener que negociar bien, es fundamental elegir con cuidado a la familia con la que vais a vivir y para la que vais a trabajar durante al menos un año. "Lo mas importante es, sin lugar a dudas acertar con la familia porque en ella se van a basar las condiciones de la au pair en el país".

Aunque es importante la negociación, las familias ya están obligadas a compensar por el trabajo a las babysitters con algunos beneficios mínimos, así que sólo hay que conseguir mejorar esos mínimos u otros aspectos que sean importantes para cada uno.

La duración inicial del programa es de 12 meses pero hay la posibilidad de ampliar este periodo por 6, 9 o 12 meses más.

Las familias deben proporcionar una habitación privada y en buenas condiciones de habitabilidad a las babysitters, además de tres comidas al día.

Las horas de trabajo están limitadas a no más de 10 horas diarias, hasta un máximo de 45 horas por semana.

Tienen derecho a disfrutar como mínimo de un día libre a la semana y un fin de semana completo, de viernes por la noche a lunes por la mañana, cada mes. Este sería un buen punto de negociación con las familias.

Además cuentan con dos semanas de vacaciones pagadas cada 12 meses, en el caso de que se extienda el programa, a estos días se les sumará los días que le correspondan según el prorrateo.

En cuanto a los beneficios económicos, las babysitters deben ser compensadas con un mínimo de $195.95 semanales aunque al menos es habitual el redondeo hasta los $200.

Otra compensación económica con la que cuentan las babysitters es de hasta $500 que deben de emplear en pagar los 6 créditos que les son requeridos cursar como parte del programa. Además la familia está obligada a facilitar la inscripción y dar asistencia, incluido el coste de la gasolina.

Los 6 créditos requeridos deben de cursarse en una institución post-secundaria acreditada, normalmente el valor de estos créditos supera los $500 que la familias están obligadas a pagar, así que el resto del coste va a cargo de las babysitters

Una vez que ya se cuenta con la familia y se ha acordado una fecha, comienza la parte de la solicitud de la visa.

Las agencias tienen que entregar a las babysitters el formulario DS-2019 (Certificate of Eligibility for Exchange Visitor (J-1) Status).

Cuando las babysitters reciben este formulario ya está rellenado y listo con toda la información necesaria, como las fechas de inicio y fin del programa. Con este formulario las babysitters tienen que solicitar una entrevista en la Embajada o Consulado Americano más cercano a su residencia para obtener la Visa J-1.

Yo he realizado dos veces esta entrevista, aunque en mi caso han sido para dos visas diferentes pero podéis leer la entrada para más información común a todas las entrevistas de la Embajada de Estados Unidos en Madrid, en el siguiente enlace:

🗽 Entrevista en la Embajada de Estados Unidos

La entrevista es un paso decisivo, ya que aunque las babysitters hayan sido aceptadas en el programa y hayan recibido su formulario DS-2019, la decisión de obtener la visa es a discreción del funcionario de la Embajada.

Y una vez pasada la entrevista y aprobada la visa J-1, comienzan los preparativos para el viaje. Hay que tener en cuenta a la hora de comprar los vuelos que sólo se puede viajar a Estados Unidosno antes de 30 días previos a la fecha del comienzo del programa. Esta fecha de inicio es la que se encuentra en el formulario DS-2019. También es de máximo 30 días, el plazo que dan después de la fecha de finalización de programa para abandonar los Estados Unidos.

Y finalmente las babysitters llegan a Estados Unidos, aunque antes de conocer a las familias tienen que pasar por un cursillo de mínimo 32 horas que les imparten las agencias.

Para "nuestra" babysitter este paso fue divertido y una oportunidad para conocer a babysitters de diferentes nacionalidades.  "Es una especie de preparación en la que te informan sobre la seguridad, salud, el manejo de situaciones con niños complicados, primeros auxilios, comunicarte con la familia, todo enfocado a la vida au pair incluyendo juegos y concursos".

Su agencia impartía el curso de orientación en un hotel de la cadena Hilton de Nueva Jersey, del que me cuenta que quedó encantada con los buffets de las comidas y el trato recibido por el personal.

Otro punto positivo es que gracias a la cercanía con la Ciudad de Nueva York, les ofrecen la oportunidad, dos de los cuatro días que dura esta actividad y después de finalizar con las clases del día, de visitar la Gran Manzana.


Aquí nos avisa de que la agencia les dice que la única opción con la que pueden hacer esta visita es a través de un tour en autobús de un coste aproximado de $50.

Ella recomienda hacer discretamente esta visita con algún grupo de babysitters a través del transporte público NJ Transit que cuesta aproximadamente unos $4.

En el blog, dentro de la pestaña de salidas hay otra de viajes. En esa pestaña podréis encontrar varias entradas sobre mis viajes a Nueva York, con sugerencias y consejos para poder disfrutar de la ciudad, como esta entrada sobre algunas recomendaciones gastronómicas:

🍴 Restaurantes de Nueva York


El último día del curso y después de las despedidas, son las familias las que vienen al hotel para recoger a las babysitters. Ella lo vivió con nervios pero también reconoce que fue un espectáculo ver como muchas de las familias llegaban con flores, bombones y regalos.

Y aquí comienza la verdadera aventura pero eso ya forma parte de otras historias...



Quiero finalizar agradeciéndole de nuevo a "nuestra" babysitter todo el tiempo que ha dedicado a explicarme los pasos, su experiencia y a responder a mis dudas.

Espero que sirva para resolver al menos algunas de las dudas de las próximas babysitters o simplemente para dar información a quien sienta curiosidad por el funcionamiento de estos programas.

Si tienes alguna experiencia que contar sobre tu aventura en Estados Unidos y crees que puede ser interesante para otras personas, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de los comentarios o el e-mail del blog: amis30porboston@gmail.com

18 comentarios :

  1. Al ver la imagen creía que nos ibas a dar la buena nueva ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj no había caído en que nadie pudiese pensar eso pero parece que no has sido el único!!!

      Eliminar
    2. Es que a ver el carrito del niño antes de leer ni el título ni nada, pues me he dicho: "Por fin se han decidido a ampliar la familia".

      Eliminar
    3. jajaja pues va a ser que no! ;)

      Eliminar
    4. Para esos asuntos ya tenéis a vuestras respectivas madres, ¿no? :D

      Eliminar
    5. ¿Para que nos den el coñazo? Creo que ya se han dado por vencidas...

      Eliminar
    6. Una razón de peso para darles una sorpresa ;)

      Eliminar
    7. Pareces muy interesado en el tema de traer más niños al mundo.... ¿Cómo va tu aportación?? xd

      Eliminar
    8. Era broma :) Mi aportación es y será nula :)

      Eliminar
    9. Y asunto zanjado. No volveré a sacar de nuevo el tema de los niños.

      Eliminar
  2. Jajaj me río del otro comentario. Me ha gustado mucho la entrada. Yo conocí a una babysitter en la embajada y me contó un poco cómo funcionaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también!! Es que Jordi está en todo jejeje.

      Oye animate tú y haces una para esta sección.

      Por cierto hoy he estado tomando café con una amiga que tú no quieres conocer... xd

      Eliminar
    2. Qué raro que yo no quiera conocerla. :D Bueno, ando muy liada, pero ¿será que va con perros a todas partes? :D En Harvard es tan común que tengo que avisar antes de entrar en ciertos departamentos. Tengo que sacar tiempo para entradas, por primera vez tengo acumuladas dos propias, pero primero tiempo para vernos tú y yo. Aceptaré ideas para escribir en tu blog que pueda ser provechoso. Me gustaría mucho.

      Eliminar
    3. jejejeje noooo, no tiene perros, era broma. Es la chica que te quise presentar hace ya varios meses pero no pudiste venir. Habló contigo un poco por el móvil para intentar convencerte pero no hubo manera de alejarte del trabajo.

      ¿Si? pues mira que yo también tenía la sensación de que había muchos perros pero varios amigos insisten en que Boston es una ciudad conocida por ser no friendly con los perros... Tú los conoces así que ya hablaremos de eso con ellos.

      Sí!! Nos vemos pronto y decidimos el mejor tema. Qué ilusión! :)

      Eliminar
  3. Muy interesante este post, yo no serviría para este trabajo lo confieso. No tengo paciencia con los niños, ni con mis sobrinos imagínate un extraño.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que lo peor para mí sería vivir en la misma casa sin privacidad... Pero para mejorar el idioma es lo mejor sin duda.

      Eliminar