jueves, 16 de febrero de 2017

Mi Cena de San Valentín

Segundo Plato de MI Cena de San Valentín: Rib Eye Steak (Entrecôte) & Crispy Smashed Baby Potatoes

Este año por San Valentín he dudado mucho sobre si hacer alguna reserva o continuar cenando en casa durante las ocasiones especiales.

Por un lado, la oferta gastronómica de Cambridge ha crecido últimamente y estoy deseando ir a probar las nuevas opciones. Además, una de ellas está literalmente a unos pocos pasos de casa.

Por otra parte, una cena en un día laboral no suele ser muy buena idea por muy cerca de casa que esté, porque alguno que conozco, suele trabajar hasta tarde e igual me toca cenar sola. Incluso durante estos días que el muchacho está trabajando desde casa por la nieve, no termina con las video-llamadas a una hora decente para la cena, y no, no me refiero a la cena con horario americano.

Al final y después de mucho dudar, entre tormenta y tormenta el 14 de febrero hizo un día espectacular, así que me decidí a salir y dar vueltas a ver que encontraba para preparar una cena especial.

La verdad es me tiré casi todo el día dando vueltas por Boston y Cambridge y todo andando entre aceras repletas de nieve, pero bajo un solecito encantador.

Biblioteca Pública de Boston & Old South Church

Boston desde el Harvard Bridge

Lo bueno es que no tenía prisa por preparar la cena porque sabía que iba a ser una cena a las tantas y además, tenía claro que no me apetecía pasarme el día en la cocina, por una vez.

Tampoco quería preparar demasiado, ya que siempre me sobra muchísima comida. Con un primer plato de pescado o marisco, un segundo de carne con algo de guarnición y un postre, tendría suficiente. Además de algo para beber.

Así que mi meta era encontrar algo especial y rico, que estuviera preparado ya o casi... y como eso aquí es sencillo, pues me puse también a descubrir nuevas tiendas por el camino.

Primero me fui a cotillear una nueva tienda japonesa que han abierto en Back Bay, Muji y de allí a ver que tenían en el T.J. Maxx que hay justo al cruzar la calle.

Me sorprendió no encontrar ni rastro de artículos de San Valentín, todo lo que tenían era ya decoración de Easter, así que me pasé también por el Marshall de Copley Square. Ni rastro de corazones u otras decoraciones de este día, ni bombones, ni nada... no sé si es que los han quitado ya o es que no los han llegado a poner.

De allí me fui a Eataly y tampoco hubo suerte, algunos pastelillos con forma de corazón, pero nada que me llamase mucho la atención. Ni siquiera encontré los huevos de avestruz que vi en Navidades.

Lo que sí vi, fue un gambón rojo de España que tenía una pinta tremenda, pero estaba a unos 40 dólares, así que me decidí rápidamente por ir a buscar una langosta baratita.

Nunca había estado en el Whole Foods de Symphony y como estaba cerca fui a ver lo que tenían. Desafortunadamente es muy pequeño y no tenían muchas de las cosas que normalmente encuentro en los otros. Tenían una oferta de colas de langosta por $6, pero eran congeladas y por poco más me compro la langosta viva, me la cocinan y me la llevo a casa lista.

Así que di media vuelta y me fui directa al Star Market de Huntington Ave.  que aunque no es en el que suelo comprarlas, tuve suerte y también las preparan en unos 10 minutos. Como casi siempre, estaban de oferta y sólo me costó unos $9.

Primer Plato de Mi Cena de San Valentín: Langosta

Hay otro Star Market en Cambridge y me pilla mucho más cerca y de camino de vuelta a casa, pero aunque las venden también, no las cocinan.

Para los que no viváis por aquí tengo que aclarar que el pan suelen costar más de $5 y un cartón de huevos, entre los $5 y los $8. Es decir, que pagar $9 por una langosta recién cocinada, es de lo más barato que puedes encontrar por Boston en comparación con España.

Primer Plato de Mi Cena de San Valentín: Langosta

Mientras esperaba, vi estos Rib Eye Steak (entrecot) con forma de corazón. En el Whole Foods también los tenían, aunque ligeramente más caros y sin este envoltorio que me llamó la atención.

Rib Eye Steak (Entrecôte) con Forma de Corazón

Es una tontería, pero después de haber buscado alguna señal de San Valentín por las tiendas y sólo haberme encontrado con colas eternas de mayoría de hombres con flores en los supermercados.... pues me decidí a llevarme uno.

Segundo Plato de MI Cena de San Valentín: Rib Eye Steak (Entrecôte) & Crispy Smashed Baby Potatoes

Lo acompañé de unas Crispy Smashed Baby Potatoes con ajos y romero.

Segundo Plato de MI Cena de San Valentín: Rib Eye Steak (Entrecôte) & Crispy Smashed Baby Potatoes

Y ya que estaba en Back Bay, no podía irme sin un postre que hacía tiempo tenía pensado probar. Nada romántico, ni con corazones, ni siquiera rojo... pero quien conozca a Fran sabrá que desde nuestro viaje a Tokyo le ha dado por el matcha.

Además, su postre preferido de toda la vida y comida obsesión son los crepes, así que con esos datos fui directa a Lady M Confections.

Postre Cena San Valentín: Green Tea Mille Crêpes

Se trata de una nueva confitería en Newbury Street que abrió el verano pasado, justo el día de mi cumpleaños. Es muy pequeña, minimalista y no hay ni mesas, ni sillas. Sólo una pequeña vitrina con las opciones disponibles, muy pocas por cierto, y un mostrador en el que hacer el pedido.

Los precios son bastante elevados, demasiado para comprar la tarta entera, aunque afortunadamente se pueden comprar porciones y aunque sigue siendo caro, para una ocasión especial merece la pena. Al fin y al cabo, es el precio que te suelen cobrar en un restaurante por un postre y al que hay que sumarle los impuestos y la propina.

Postre Cena San Valentín: Green Tea Mille Crêpes & Gâteau aux Marrons

Aquí también al pagar te dan la opción de dejar propina, algo que no entiendo, ya que el precio es muy elevado y encima no te hacen ningún servicio más que entregarte el pedido en una caja y bolsa muy elegante. Bueno me ofrecieron un tenedor, pero supongo que sería uno de plástico y de todas formas no lo acepté porque no lo necesitaba.

Caja Confitería de Boston Lady M

Precios a parte, yo después de comprarme mi langosta por $9 me estiré un poco en el presupuesto para el postre y me llevé tres porciones. Dos porciones de matcha, Green Tea Mille Crêpes, y una porción que me llamó la atención, la de Gâteau aux Marrons.

Postre Cena San Valentín: Green Tea Mille Crêpes & Gâteau aux Marrons

Postre Cena San Valentín: Gâteau aux Marrons

Estaban buenísimas, sobre todo la de matcha, pero me siguen pareciendo caras. Especialmente la de Gâteau aux Marrons, porque las de crepes, al fin y al cabo entiendo que tienen mucho trabajo y además, el matcha no es un ingrediente especialmente barato.

Postre Cena San Valentín: Gâteau aux Marrons

Después de comer en casa, volví a salir. No me quería dar por vencida y me dirigí hacía el Michaels de Porter Square para ver si había alguna decoración de San Valentín. Allí había algo, pero no me interesó nada.

De todas formas aproveché el paseo y volví a entrar al Star Market. Allí compré un par de ingredientes que me faltaban para preparar algunos cócteles.

Cóctel Sin Alcohol de Mi Cena de San Valentín

Hice un San Francisco, aunque sustituyendo la granadina tradicional por un preparado que compré hace tiempo, Pomegranate Cosmo Mixer. También lo preparé sustituyendo la granadina, por un concentrado de cereza orgánico.

Cóctel Sin Alcohol de Mi Cena de San Valentín

Me gustó mucho el sabor de la primera opción. Es un producto de la compañía Stonewall Kitchen del vecino estado de Maine. Tienen tiendas por toda Nueva Inglaterra y hasta una en Maryland.

Su único establecimiento en Massachusetts se encuentra en Newburyport, aunque muchos de sus productos los podemos ver por los supermercados y tiendas gourmet de todo el estado.

Posiblemente os hablé más sobre esta compañía en el futuro, porque tengo intención de visitar su tienda principal que se encuentra en York, Maine.

En cuanto a la decoración, al final como no encontré nada que me gustase, no puse nada especial. Sólo añadí pequeños detalles, como los corazones comestibles con los que decoré la bandeja de pizarra en la que serví las porciones de las tartas.

Postre Cena San Valentín: Green Tea Mille Crêpes & Gâteau aux Marrons

Unos pequeños palillos de corazón que tenía ya en casa y que usé para hacer unas banderillas de tomate, mozzarella y albahaca. Otro pequeño detalle es que corté las pequeñas bolas de mozzarella en forma de corazones.

Banderillas con Corazón de Mozzarella de Mi Cena de San Valentín

Un poco tontería, pero lo tenía todo preparado y tenía que esperar a que terminase Fran de trabajar, así que me entretuve en algo mientras. Menos mal que no era Noche Vieja, porque nos hubiesen dado las uvas...

Banderillas con Corazón de Mozzarella de Mi Cena de San Valentín

Y de vajilla estuve tentada a usar la nueva que gané gracias al concurso de Lenox estas navidades y que me encanta, pero al final usé una que tengo de hace tiempo de Crate & Barrel, aunque no es realmente una vajilla completa. Sólo tengo dos servicios y una bandeja.

Vajilla de Crate & Barrel

No sé ve muy bien en las fotos, pero los peces están dibujados con algunas partes de los trazos de metal. Me gustó mucho cuando la vi y por eso compré algunas piezas, pero en esta tienda siempre desaparecen pronto las colecciones y no las vuelven a traer. Además de que son caras y no suelen tener buenas ofertas. Aunque tienen un outlet en Kittery, sigue pareciéndome todo caro.

Y esta fue mi cena de San Valentín, ¿Celebrasteis San Valentín? ¿Qué os regalaron o regalasteis por esta ocasión?

6 comentarios :

  1. San Valentín: Otra excusa más par sacarle la pasta a la gente con "cosas de enamorados"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno yo lo veo como otra excusa más para preparar una cena especial! 😋

      Eliminar
    2. Te quedó todo muy bien! Puede que, con las previsiones de nieve, no lo decoraran, ya que habría menos gente paseando.

      Eliminar
    3. ¡Gracias!

      No sé, me ha dado la sensación de que este San Valentín ha pasado un poco desapercibido por aquí. Sin embargo en Nueva York estoy viendo más carteles y decoraciones, incluso ahora que ya ha pasado.

      Eliminar
    4. Volvimos anoche. Ayer fue festivo aquí y sorprendentemente la empresa de Fran hizo puente. No suele hacerlo en ningún festivo de éstos, así que aprovechamos para hacer un viajecito en coche.

      Eliminar