jueves, 28 de octubre de 2021

Universidades Públicas: Plymouth State University

Universidades Públicas: Plymouth State University


Las universidades estadounidenses más conocidas son parte del atractivo turístico de las ciudades en las que se encuentran y atraen a números muy significativos de turistas durante todo el año. 

Son universidades que cuentan con campus muy completos, mini ciudades con todo tipo de atractivos como edificios históricos, museos y esculturas. 

Por ello es común que muchas de estas universidades ofrezcan tours, algunas veces gratis y otras a cambio de un precio fijo o donativo, muchas veces realizados por los mismos estudiantes y otras veces son de empresas privadas, sin relación alguna con las universidades. 


Universidades Públicas: Plymouth State University


Y es que no solo atraen los edificios históricos y la historia en sí de estas instituciones educativas tan conocidas, además en todas han estudiado algún que otro famoso y eso también suele interesar bastante. 

Desde que vivo aquí he visitado bastantes universidades, algunas de ellas ya las he ido compartiendo en el blog durante estos años como la de Stanford, Yale o Harvard, en la que prácticamente viví mis primeros 8 años en Estados Unidos


📚  Universidad de Yale, Connecticut

🎓  Tour Gratuito de la Universidad de Stanford

📚  Universidad de Stanford, California

🎓  Universidad de Harvard, Massachusetts


Estas son tres ejemplos de las universidades más conocidas, de las más exclusivas y de las que más podemos ver también en cine o series estadounidenses, pero hay más, muchas más, algunas muy conocidas y otras menos. 

Aquí, en el nordeste del país, las más elitistas y conocidas son las que forman la Ivy League, un grupo de 8 universidades privadas de las que aún me quedan dos por visitar. 

Aunque por aquí no todo son universidades elitistas o privadas, también hay públicas, mucho menos conocidas, pero con su encanto y con su historia. 

Una de estas universidades públicas es la Universidad de Massachusetts Amherst, de la que ya compartí información en el blog hace unos años. 


🎒  Universidad de Massachusetts Amherst


O la Universidad de Vermont en Burlington de la que también compartí información hace unos años y que podéis leer pinchando en el siguiente enlace: 


🎒  Universidad de Vermont, Burlington


En esta ocasión visitamos una que ni conocíamos, en realidad nos la encontramos por casualidad en Plymouth, un pequeño pueblo ubicado en la región de las White Mountains en New Hampshire, cerca de la zona de los lagos.


Universidades Públicas: Plymouth State University


Fuimos allí con la intención de pasar un día caminando por alguna zona rural de la región de las White Mountains que no conociésemos aún, algo ya complicado después de tantos años por aquí y tantas visitas, pero afortunadamente esta zona sigue sorprendiéndonos y demostrándonos que hay aún mucho más por descubrir. 

viernes, 22 de octubre de 2021

Soportújar el Pueblo Embrujado de Granada

Soportújar el Pueblo Embrujado de Granada


Personalmente nunca había escuchado nada sobre un pueblo embrujado de la Alpujarra hasta hace solo un par de años. 

Incluso siendo de El Ejido, a solo 100 km de distancia, una hora y media en coche y habiendo visitado tanto la Alpujarra almeriense como la granadina en multitud de ocasiones, nunca había oído nada de un pueblo de brujas por aquí.   


Soportújar, Granada


Al parecer se ha vuelto muy conocido últimamente y su fama como pueblo de las brujas o embrujado a traspasado fronteras, al menos entre provincias a nivel nacional. 

La última vez que estuve de vacaciones en España, hace tres años, casualmente no estuvimos muy lejos de allí, a solo 18 kilómetros, en la población de Lanjarón con la que limita y que también pertenece a la provincia de Granada

Entonces disfrutamos mucho del día en la sierra, de la Alpujarra y de esta conocida población, pero a pesar de la cercanía ni se me ocurrió ir a Soportújar

Aún no tenía ni idea de la relación de Soportújar con nada que tuviese relación con las brujas, para mí el único pueblo de las brujas es Salem, al que por cierto voy con mucha frecuencia, ya que vivo muy cerca. 

Este año, en esta última visita a España, además coincidiendo con el otoño, no he podido resistirme a visitar este pequeño pueblo de la Alpujarra, que con tanta frecuencia he visto en las redes sociales de amigos y familiares en los últimos años.  


Soportújar, Granada


En la web de Soportújar mencionan una tradición antropológica de brujos y brujas que ya es suficiente para despertar mi curiosidad y necesidad de saber más. 

viernes, 8 de octubre de 2021

Viaje a España Pospandemia

Viaje a España Pospandemia


Son las 5 de la mañana y esta tarde, ya de noche, tenemos nuestro vuelo, no puedo ni dormir, aunque hoy me espera un día muy largo... 

Es 22 de septiembre, el primer día de otoño, comienza mi época del año preferida, la del aire fresco, la de los colores y olores que terminan con la belleza del invierno y la que nos preparan para vivir el frío que nos espera luego y que este año ya han anunciado que será temido. 

Y nosotros nos saltaremos esta belleza, esta preparación, porque volvemos al verano, a los más de 30 grados y al calor del Mediterráneo

Hoy, iniciamos viaje y mañana llegamos a nuestro Mediterráneo, a nuestra tierra, la que no nos ve y no vemos desde hace ya 3 años

Nosotros vamos o íbamos cada dos años, un año vamos nosotros y otro dejamos que la familia se anime a venir, o al menos intentamos animarles nosotros. Esto no fue planeado, pero las circunstancias obligan y te vas haciendo tus costumbres. 

No nos imaginábamos que iba a venir una pandemia mundial, que iban a complicarse de este modo los viajes internacionales y que nos iban a cancelar nuestros vuelos de regreso, como mandaba nuestra tradición a los dos años

Pero es que no hizo falta pandemia mundial, para complicarnos vuelos y viajes internacionales los años anteriores, solo problemas o asuntos de visados varios, de tiempos de procesos de green card eternos... Esta situación no es nueva, al menos para nosotros. 

En realidad nosotros nunca tuvimos prohibida la entrada a España y gracias a la Green Card, tampoco ninguna complicación extra, además de las normales en esta situación, para la vuelta a Estados Unidos

Una Green Card que nos ha dado este privilegio, pero que también no lo quitó en algunos momentos cuando pasábamos por todos los visados que tuvimos que pasar para conseguirla y otros cuando pasamos por todos los años que duró nuestro proceso eterno. 

Entonces no había pandemia mundial, solo advertencias de los abogados que decían, si salís del país ahora, no puedo garantizar que podáis volver a entrar. En esos momentos era el "quien algo quiere, algo le cuesta". 

Supongo que tras esos duros procesos, ahora hemos sido recompensados y hemos tenido opciones y con ellas las responsabilidades sobre hacer lo correcto, o lo que nosotros pensábamos que era lo mejor para todos, según las recomendaciones que nos estaban dando las autoridades. 

El verano pasado nos tocaba volver, después de dos años y no lo hicimos, nos cancelaron nuestros vuelos solo unos días antes de la fecha del viaje. 

Podíamos haber comprado otros, sí, podíamos. Podíamos haber ido de todas formas, sí y no hubiéramos sido los únicos, pero decidimos seguir las recomendaciones que nos llegaban a nosotros y a todos.

Y esperando, esperando y esperando, nos llegó la noticia de la vacuna, con lo que veíamos una esperanza como muchos otros para volver con más seguridad, con más responsabilidad. 

Ha sido una larga espera, nosotros casi hemos sido de los últimos que queriendo vacunarse, se han vacunado por aquí, pero la familia ha tardado más, mucho más que nosotros. 

Algunos de nuestros familiares que entre dosis de la vacuna, tienen 3 meses de espera, otros que dieron positivo y luego estuvieron 6 meses esperando por la vacuna, otros que dieron positivo entre vacunas y así caso a caso, una eternidad que por fin parece terminar. 

Parece porque ahora, por fin después de todas las esperas eternas, nos vuelven a decir que no recomiendan viajar, ahora nos dicen que la nueva variante es más peligrosa. Cuando ya se habían levantado todas las restricciones, hasta el uso de las mascarillas en los interiores, cuando todos parecían haber vuelto a la normalidad, vuelta a las restricciones. 

Pero es que además nos dicen que igual necesitamos una tercera dosis, que igual la vacuna, que resulta que no protege tanto como se esperaba, o esperábamos nosotros, igual pierde su eficacia a los seis meses

De hecho, ya han empezado ha suministrar terceras dosis, y esta vez en ambos lados, aquí y allí, aunque solo a ciertas personas. De momento todo son rumores, no es seguro aún que al resto de la población nos vayan a suministrar esa tercera dosis, pero ya volvemos a la incertidumbre y a las dudas. 

Incertidumbre de si tendremos que volver a esperar todos a nuestro turno, a que toda la familia se vuelva a vacunar de esa nueva dosis, de si esta variante traerá nuevas restricciones, de si estamos desaprovechando nuestra oportunidad, una que no sabemos si tendremos en el futuro... 

Una oportunidad que hasta ahora gracias a la Green Card nos ha dado un poco de más facilidad, porque si no hubiésemos tenido, tendríamos que haber solicitado un NIE, como han hecho muchos, pero eso implica más papeleos y más incertidumbre y más espera... más después de dos visados diferentes, de una renovación de uno de los dos, de un permiso de trabajo y de una Green Card que solicitamos 4 veces con tres empresas distintas hasta por fin, seis años después, poder tenerla en nuestras manos. 

O un viaje de 14 días a México, una opción más, pero que obviamente implica más gasto económico, más tiempo y más riesgo, al fin y al cabo México parece un destino muy popular durante la pandemia, no solo de turistas que quieren entrar en Estados Unidos, además de mucha otra gente que ha pasado sus vacaciones pandémicas por este país. Con tanto turista internacional, además de la situación del país, el riesgo de pasar 14 días por allí, supongo que en teoría es mucho mayor que volar directos a Estados Unidos

Más aún se reducirían los riesgos de contagio si Estados Unidos hubiese impuesto, como otros países, una cuarentena obligatoria y controlada. La medida de entregar un panfleto en el aeropuerto pidiendo a los viajeros que llegaban que se auto aislasen ha sido un cachondeo, lo hemos podido comprobar en Instagram fácilmente, ni FBI, ni CIA, ni espías profesionales han sido necesarios, los propios viajeros han ido colgando sus vídeos del aeropuerto directos a todos lados, incluidas fiestas multitudinarias, lugares turísticos... 

Al final y después de calentarnos mucho la cabeza, decidimos que ya habíamos esperado suficiente y que era ahora o nunca.  

Cogimos un taxi para llegar a la estación de autobuses de Portsmouth y desde allí el autobús al aeropuerto de Boston

Llegamos solo 8 horas antes de la salida del vuelo, ocho sí, ocho. 

La estación de autobuses de Portsmouth está muy cerca de nuestra casa, pero nunca habíamos pedido un taxi allí, al ser una zona más rural y en tiempos de pandemia, no sabíamos cómo de fácil iba a ser este paso. Finalmente fue tan sencillo o más que en la ciudad. 

El autobús aunque lo teníamos reservado con muchos días de antelación, funciona un poco diferente. No te garantizan asiento, los primeros que llegan son los primeros que se sientan y es posible que te quedes sin asiento, aunque tengas reserva

Lo positivo es que puedes montarte en cualquier bus anterior al que has reservado, así que al llegar, nos montamos en el que estaba allí ya. 


📹 Vídeos: 






Lo que no me queda del todo claro es que pasa si llegas al de la hora que tienes reservado y no hay asiento disponible, supongo que te dejarán subir en el próximo, pero si es el último del día creo que te quedas en tierra. Además dicen que solo es válido para el mismo día de la fecha. 

Los autobuses son cómodos, pero no permiten llevar ninguna maleta de mano a bordo, todo va abajo. Al menos son silenciosos y el trayecto solo tiene una parada antes de llegar y es rápido. 

Una vez en el aeropuerto de Boston, al menos en la zona de vuelos internacionales no hay mucho, solo una pequeña tienda abierta antes de pasar los controles. 

Iberia nos pidió el código QR que se consigue rellenando el formulario SpTH y también la tarjeta de vacunación

Pasamos el control bastante rápido, no había cola y además tampoco nos hicieron sacar los dispositivos electrónicos, ni nada.