miércoles, 9 de septiembre de 2015

Dine Out Boston Agosto 2015: Parker’s Restaurant


Suelo elegir los restaurantes a los que voy durante la Dine Out Boston según el menú que ofrecen y en lo que más me suelo fijar es en el plato principal, seguido del entrante y aunque parezca raro en mí, el postre lo suelo dejar un poco en tercer plano.

En esta ocasión, sin embargo, me he guiado más por el restaurante que por su menú, por la historia más que por la comida y si me he fijado en algo del menú, ha sido sin duda, en su postre.

Tengo que reconocer que el menú ya desde el principio no me resultó muy llamativo, a pesar de que era de los más caros de los que participaban en esta edición de la Dine Out para los almuerzos. Así que tuve bastante claro que iba a pagar más por historia, localización, ambiente o fama que por la comida en sí.

🍴 Parker House Hotel Boston: Historia del Cream Pie

Aún así tengo que reconocer que me defraudó un poco...

Parker’s Restaurant

🏨 http://www.omnihotels.com/hotels/boston-parker-house/dining

Se encuentra en:

60 School Street 
Boston, MA 02108 

El menú con el que participa en esta edición de Agosto del 2015 en la Dine Out Boston para los almuerzos es el siguiente:


Entrantes

French Onion Soup
Emmenthal Cheese Crouton │Truffled Short Rib


Al llevar queso yo no la puedo probar pero me dijeron que estaba buena.

Local Mushrooms
Pancetta │Brussels Sprout │EVOO


Las coles de Bruselas estaban demasiado duras, sin tener en cuenta ese importante detalle además el sabor del plato en conjunto era bastante mediocre.



Plato Principal

Steak Frites
Grilled Flank │Porcini Butter Fries │Watercress │Cabernet Jus


Este fue el plato que seleccioné yo y tengo que decir que no me gustó demasiado. También es verdad que ya me avisaron de que no era lo mejor del menú.

Eso fue un poco extraño, por lo general los camareros suelen hacer recomendaciones positivas sobre algún plato en concreto, normalmente sobre el que a cocina le interese más sacar en ese momento. Pues bien, después de que nos tomaran nota, nuestro camarero nos dijo que tenía que haberlo dicho antes pero que ese plato en concreto es el que menos nos recomendaba, ya que según su opinión era el que menos le gustaba a él porque la carne estaba blanda. ?!?¿!¿!¿??

Las dos habíamos pedido ese plato y yo fui la única que seguí sin cambiar mi elección, las otras dos opciones no me convencían para nada, puede que fuesen mucho mejores pero el pollo lo tengo descartado por alergia alimenticia y con el salmón he tenido un par de "problemillas" en las últimas semanas.


Mi opinión final sobre el plato fue que el camarero había acertado al no recomendarlo. La carne era muy fibrosa y aunque la salsa que llevaba estaba bastante bien, no me pareció una buena pieza. Por otro lado las patatas estaban bien pero la ensalada otra vez era pobre en sabor.

Oven Roasted Salmon
French Lentils │Eggplant Caponata │Citrus Butter Emulsion


El salmón que tampoco probé, parecía estar mejor o eso me dijo mi acompañante a la que pareció gustarle más la comida en general. Me alegro porque la idea de ir fue mía, me hacía ilusión comer en un sitio histórico y me pareció buena idea compartir la experiencia con ella porque sé que también le gustan estos sitios.

Pan Seared Breast of Chicken
Mashed Potato │Rainbow Swiss Chard │Pan Jus

Postres

Washington Apple Pie

Boston Cream Pie


Como era obvio las dos pedimos la Boston Cream Pie, pero tampoco terminó de convencerme del todo.

El formato y la decoración del Boston Cream Pie del menú, eran diferentes al de la porción individual que nos sirvieron  en el bar, en mi opinión peor pero pasable ya que la porción en tamaño era más que suficiente como postre de un menú de tres platos.


Pero el rosetón de nata era bastante malo, el típico de spray casero, lo que ya me parece algo bastante impropio de un restaurante de nivel y menos aún para acompañar a su postre estrella, mundialmente conocido y que concede al nombre del restaurante una posición considerada en la historia de la gastronomía americana.

Aunque mucho peor fue el servicio que nos dieron, para empezar no te esperas que en un restaurante de ese nivel te sienten en una mesa en la que una de las dos copas de agua está sucia con pintalabios marcado claramente, que después de disculparse, el camarero se llevase la copa y regresase con otra copa con el agua ya servida.... Pero incluso peor que eso, lo peor fue la prisa con la que sirvieron la comida y no me refiero sólo a que el servicio fuese rápido por parte de los camareros, es que nos obligaban a ir rápido a nosotras.

Nos sirvieron el postre en la mesa antes de que terminase de comerme el plato principal, de hecho no lo terminé porque me sentí presionada. Nos retiraron el pan antes de terminar de comer el plato principal y aunque preguntaron antes de llevárselo sólo fue cuando ya lo tenía prácticamente en la mano y por supuesto segundos después de traer los platos del postre, nos puso la cuenta inmediatamente en la mesa. Eso sí, con un no hay prisa, que me sonó a chiste malo :(


Prometo que no fui lenta, la carne estaba un poco complicada de comer con tanto nervio, pero apenas toqué las guarniciones y además en total no tardamos más de 1 hora en entrar y salir por la puerta así que tampoco se puede achacar a que nuestra "lentitud" obligase a hacer un servicio tan pésimo al camarero. No esperaba que recogiesen las migajas del mantel como en el otro restaurante, por cierto de un precio más económico, pero al menos una cierta profesionalidad en el servicio.

Tengo que decir que el camarero no es que fuese desagradable pero sí muy poco profesional y más en un sitio en el que al menos esperas unos mínimos.

El total de la cuenta fue de $25 más las tasas y la propina, aquí sinceramente me dolió en el alma dejarla.

No volvería a repetir el menú de la Dine Out en este restaurante y se me han quitado las ganas de volver para su brunch, que lo tenía apuntado como una recomendación de una amiga, aunque disfrutamos mucho con los cócteles del bar y la Boston Cream Pie en la otra ocasión que visité este hotel.


Después de escribir esta entrada me quedé con un poco de "mal sabor de boca", así que decidí volver pero al bar. En el que habíamos estado la vez anterior, The Last Hurrah, nos dijeron que estaba abierto pero sólo para cócteles y que si queríamos algo de comer tendríamos que ir al otro bar que se encuentra junto al restaurante.

Fuimos y claramente la poca profesionalidad a la hora del servicio parece ser algo generalizado en el hotel. Cosa que para nada noté durante la primera visita que hicimos, ya que la camarera que nos atendió hizo un trabajo excelente.

Primero tardaron muchísimo en atendernos, tanto que pensamos que igual había que pedir en la barra pero no, cuando finalmente vino el camarero, nos dijo que si íbamos a pedir algo o solamente nos habíamos sentado en la mesa a jugar con los móviles.

Después de eso y algunas "vaciladas" más, se pasó el rato hablando super alto con tres mujeres de unos 60 años en la barra. Les contaba sobre su experiencia profesional como camarero en Las Vegas y el ritmo de vida de allí comparado con el de Boston. Fran me preguntó que si yo pensaba que hablaba tan alto debido a que todos esos años trabajando en bares, lo habían podido dejar sordo...

Nos pedimos unos cócteles y dos Boston Cream Pie.


Yo me pedí, al igual que en la otra ocasión, un cóctel de Piña Colada sin alcohol que no me pusieron tan adornado como la otra vez pero estaba muy bueno. No lo tenían en el menú, me cobraron $9.

Fran se pidió el Ultimate Martini $14.


Las Boston Cream Pie cuestan cada una $9.


Total de la merienda para dos $43.87 más propinas. Apunta Tati ;)

Y con esta última visita creo que termino la entrada... para este invierno ya tengo la misión de intentar hacer la Boston Cream Pie en casa :) ¡Ya os contaré!

8 comentarios :

  1. ¡Uag! ¡Qué caros los cócteles! ¡Estoy horrorizada! Aunque tienen buena pinta. Y me parece muy mal lo que os dijo el camarero. Estoy de acuerdo en que el nuestro, aunque simpático, fue poco profesional y la verdad es que pensé que habíamos sido muy rápidas. Me parece que tuve mas suerte con los platos. El salmón estaba muy muy bueno, el postre me gustó mucho (de acuerdo con lo de la nata) y la sopa estaba buena, llevaba carne dentro también y la cebolla, pero era difícil comerte el queso porque se me pegaba todo en la cuchara :D un apuro. ¡Para mí fue muy especial comer en este restaurante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que al menos a ti te gustara más la comida ;) Muchas veces la experiencia depende de los platos que elijamos, a parte de los gustos personales de cada uno...

      En general y aunque no me gustó la comida, para mí también. De hecho lo elegí por el sitio y la historia que tiene y no por su menú. Y eso no decepciona! :)

      Eliminar
    2. Y tus fotos le dan mil vueltas a las mías :D

      Eliminar
  2. Te diré lo que he dicho siempre: Donde esté la tortilla de mi madre, que se quite todo lo demás :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja no hay manera que te guste o sorprenda un plato hombre!! Bueno así sales barato y también cuidas la línea ;)

      Eliminar