viernes, 21 de octubre de 2016

Lizzie Borden, la Asesina del Hacha

Lizzie Borden, la Asesina del Hacha

El otoño pasado mientras buscaba por Netflix nuevas series, últimamente le presto más atención a las relacionadas con Boston o Massachusetts en general, me encontré con una de la que no había oído nada, The Lizzie Borden Chronicles.

Lo primero que me llamó la atención fue ver a Christina Ricci como la protagonista, así que decidí darle una oportunidad. Comenzaba con una canción bastante macabra que unas niñas usaban para saltar a la comba y una frase escrita: "Fall River, Massachusetts - 1893"

La canción es esta:

"Lizzie Borden Took an ax
She killed her mother with 40 whacks
After she saw what she had done
She gave her father 41"

La serie no es que me pareciese especialmente buena, pero la palabra Massachusetts me animó a seguir viéndola. Después de ver la serie me quedaron dudas, de si fue real, al menos parte de la historia, porque era todo demasiado macabro.... así que me puse a investigar y resulta que estaba basada en hechos reales.

Además, la serie estaba a su vez basada en la película que también protagonizó Christina Ricci sobre el macabro caso de Fall River, "Lizzie Borden took an ax". Y es mucho más fiel a la historia real que la serie, así que no hagáis como yo y empezad viendo la película 😬

También investigué sobre Fall River, no conocía esta población aunque decidí dejar la visita para el Halloween del año siguiente. Ya que cuando lo descubrí, acababa de pasar el de ese año y me parecía una fecha muy adecuada para una visita de ese tipo.

Fall River, Massachusetts

Fall River, Massachusetts

Al final adelantamos la visita debido a que encontramos unas entradas gratis para el otro atractivo turístico con el que cuenta Fall River, así que ya decidimos aprovechar la excursión y ver los dos museos el mismo día. De todas formas, Fall River no parece tener mucho más de interés turístico...

Fall River, Massachusetts

El otro museo de Fall River del que os hablo, os lo mostré en estas entradas:

⚓️  Battleship Cove: Museo Naval Maritimo de Fall River

🚢  Visita al USS Massachusetts: Museo Battleship Cove

Dejando la ficción apartada por un rato, luego volveremos a ella, os cuento los hechos reales que sucedieron. Al menos lo que yo pillé del tour que hicimos 😒

Los protagonistas de la historia es una de las familias más ricas de la zona de Fall River, los Borden.

Andrew Borden

Andrew Borden, un rico hombre de negocios, sus segunda mujer Abby Borden y las dos hijas que había tenido en su primer matrimonio, Emma y Lizzie vivían juntos en una casa en el 92 Second Street, una calle transitada de Fall River.

Lizzie Borden Bed & Breakfast Museum en Fall River, Massachusetts

La primera esposa y madre de las hijas de Andrew había muerto cuando Lizzie tenía sólo dos años y él se había vuelto a casar. La relación del padre con las hijas desde la segunda boda no era muy buena y tampoco lo era entre las hijas y su madrastra. Emma hizo de madre de Lizzie, ya que era la mayor y se lo había prometido a su madre antes de morir.

Fotos de Lizzie Borden

Las mala relación entre los miembros de la familia era uno de los motivos por el que la casa tenía una distribución algo peculiar. Lizzie y Emma entraban por distinta puerta a la de su padre y madrastra. Y aunque compartían los espacios comunes, las habitaciones se encontraban separadas e incluso contaban con cerraduras que se cerraban con llave por dentro.

Otra de las razones para esas llaves era la desconfianza de los padres especialmente sobre Lizzie, ya que al parecer tenía problemas de cleptomanía. Solía robar en las tiendas y a sus padres, una de las veces incluso acudió la policía a la casa. Uno de los objetos robados era un reloj que la madrastra había heredado de su madre. Finalmente no pusieron denuncia, ya que las pruebas apuntaban a Lizzie.

Las razones principales por las que la relación entre los miembros de la familia era mala, era por temas económicos. Mientras que las hermanas, especialmente Lizzie, demandaba vivir acorde a sus posibilidades y mudarse a la zona más exclusiva de la localidad, su padre miraba por cada céntimo y se oponía a gastar fuera de lo estrictamente necesario.

Además otras disputas económicas envolvían a su madrastra, ya que recriminaban que su padre le hubiera comprado a los familiares de ésta un casa en la zona que en la que ellas querían vivir, mientras no aprobaba que ellas se mudaran. También le recriminaban que ayudara económicamente y les concediera prestamos a su familia política.

En la calurosa mañana del día 4 de agosto del 1892 se encontraban en la casa Lizzie, Abby y una criada irlandesa, Bridget Suvillan, que vivía con ellos y dormía en una habitación del ático.

Lizzie Borden Bed & Breakfast Museum en Fall River, Massachusetts

Emma se encontraba fuera de la ciudad visitando a una amiga por un par de días y el padre, Andrew había salido por la mañana y estaba por la localidad.

Bridget estaba fuera limpiando las ventanas de toda la casa como le habían pedido a pesar de la calor. Lizzie dijo que se encontraba en el granero, aunque sus explicaciones eran poco creíbles y fueron una de las causas que levantó sospechas entre los investigadores.

Lizzie Borden Bed & Breakfast Museum en Fall River, Massachusetts

A media mañana llegó el padre a la casa y se encontró su puerta cerrada con llave por dentro, así que tuvo que entrar por la entrada principal. Se dirigió a la sala de estar y se tumbó en el sofá para echar una siesta.


La criada irlandesa después de limpiar las ventanas y hablar con la criada de los vecinos durante un rato, subió al ático para descansar en su habitación, ya que dijo sentirse cansada después del duro trabajo.

Habitación de Bridget Suvillan en el Lizzie Borden Bed & Breakfast Museum

Lizzie entra en la casa y encuentra el cadáver de su padre que había sido brutalmente asesinado con un hacha en el sofá y le pide a Bridget que vaya en busca del doctor.

Inmediatamente se forma un revuelo en torno a la casa, con policías y vecinos entrando y saliendo. Cuando los investigadores preguntan por la madrastra, Lizzie dice que había recibido una nota esa mañana de una amiga que le pedía ayuda y había salido, pero poco después, descubren que había sido asesinada en la habitación de invitados en la segunda planta.

Habitación de Invitados en el Lizzie Borden Bed & Breakfast Museum

Nadie encuentra la supuesta nota de la que habla Lizzie y la criada asegura que no la vio salir de la casa en ningún momento.

En un primer momento se consideraron varias hipótesis y entre los sospechosos se encontraban un tío de las hijas, hermano de su madre, que se había presentado el día de antes en la casa de forma inesperada. La madrastra fue encontrada en la habitación que había preparado para él, junto a la cama. Aunque al parecer, en el momento de los crímenes estaba fuera de la casa y tenía coartada.

También se consideró como sospechosos a varios hombres de negocios de la ciudad, ya que Andrew había conseguido amasar su fortuna por sí mismo y eso le había llevado a tener un gran número de enemigos que habían podido salir desfavorecidos en los tratos con él. Su condición de hombre poco popular, sirvió como pretexto para buscar posibles sospechosos entre los vecinos e incluso se pensó en Bridget, aunque se la descartó al estar hablando con la criada de la casa de al lado a la hora de la muerte de la madrastra.

Lizzie pronto comenzó a ser la principal sospechosa para los investigadores del caso. La mala relación que tenía con sus padres, el que era la única en la casa cuando la madrastra murió y todas los testimonios que no cuadraban o que cambió durante la investigación parecían suficientes. Además la nota de la que hablaba no se encontró y para finalizar, unos días después de los asesinatos quemó el vestido que llevaba esa mañana en la cocina.

Cocina en el Lizzie Borden Bed & Breakfast Museum

También se relacionó los problemas digestivos que habían sufrido los padres los días anteriores y el hecho de que Lizzie había ido a informarse sobre veneno para matar ratas en la misma fecha, por lo que pensaron que podría haber sido un intento de envenenamiento.

Otro dato que jugó en contra de Lizzie fueron los detalles sobre los asesinatos que descubrieron los investigadores, como las horas de las muertes y el número de hachazos que recibieron cada uno de los asesinados.

Fotos Evidencias Asesinatos

La madrastra fue la primera en morir sobre las 9:00 o 9:30 de la mañana con un total de 19 hachazos y casi dos horas después, el padre con unos 10 hachazos, principalmente en la cara.

Por un lado, consideraron improbable que un asesino entrase y matase a la madrastra, después esperase casi dos horas y sin que nadie lo viese matase al padre. Además, el número de hachazos era exagerado e innecesario, ya que el padre muere tras el primero.

Otro dato interesante sobre la hora de la muerte es que si hubiese muerto primero el padre, toda la sustanciosa herencia hubiera ido a parar a la familia de la madrastra, pero al morir primero ella, todo lo heredaron las hijas.

Todas esas pruebas llevaron a juicio a Lizzie, aunque la opinión pública en un primer momento no la consideró culpable, ya que en la época no veían posible que un crimen de esa violencia hubiera podido ser obra de ninguna mujer.

Finalmente en el juicio, el jurado popular la declara inocente de todos los cargos. A pesar de que todas los indicios la señalaban como culpable, no se encontraron pruebas que la incriminasen y el jurado sólo necesitó unos 90 minutos para deliberar y decidir su sentencia.

No se condenó a nadie por los crímenes y tampoco se encontró el arma con el que se cometieron, aunque en la casa encontraron varios hachas y uno de ellos estaba sin mango. Se cree que ese fue el arma del crimen y que Lizzie le quitó el mango para destruir pruebas. La hoja de metal estaba limpia.

Lizzie Borden, la Asesina del Hacha

Bridget Suvillan volvió a Irlanda y nunca volvió a hablar sobre los sucesos.

Lizzie se quedó a vivir en Fall River hasta el día de su muerte, aunque se convirtió en una persona poco popular en la localidad. Con el dinero de la herencia se compró junto a su hermana una mansión en la zona exclusiva en la que tanto deseaba vivir y la llamó Maplecroft. Allí vivieron un tiempo juntas, hasta que comenzó una relación amorosa con una joven actriz de Boston. Emma no aprobó esa relación y se marchó de la casa y de la localidad para no volver a ver más a su hermana.

Maplecroft

Maplecroft

Ambas están enterradas junto al resto de la familia en el cementerio de Fall River, Oak Grove Cementery. Muy cerca de la ubicación de MapleCroft.

Oak Grove Cementery, Fall River

Oak Grove Cementery, Fall River

Se pueden visitar las tumbas, una vez allí sólo hay que seguir una flecha en el suelo para encontrarlas.

Flecha indicando las Tumbas de los Borden en el Oak Grove Cementery

Tumbas de los Borden en el Oak Grove Cementery

Tumbas de los Borden en el Oak Grove Cementery

Tumbas de los Borden en el Oak Grove Cementery

Tumba de Lizzie Borden en el Oak Grove Cementery

Tumba de Emma Borden en el Oak Grove Cementery

Tumba de Andrew Borden en el Oak Grove Cementery

En la actualidad, la casa en la que vivía la familia y sucedieron los asesinatos es un Bed & Breakfast y un museo que ofrece tours.

Lizzie Borden Bed & Breakfast Museum en Fall River, Massachusetts

A nosotros la idea de quedarnos allí a dormir no nos atrae nada, aunque decidimos hacer uno de sus tour para ver la casa y conocer más detalles sobre los famosos asesinatos que se convirtieron en un asunto de interés nacional en la época y que aún en la actualidad siguen siendo recordados.

Como la entrada se hace demasiado larga termino con la historia para seguir en otra entrada sobre nuestro tour por la casa y más detalles sobre otra película que se basó en el caso real de Fall River.

Así que si queréis saber más detalles y ver el interior de la casa en la que sucedieron los hechos de uno de los asesinatos sin resolver más populares y conocidos de Estados Unidos, en los que se han basado series, óperas, teatros, ballet y que han aparecido hasta en series de televisión como Sobrenatural o los Simpsons... pinchad en el siguiente enlace:

🔨  Lizzie Borden Bed & Breakfast Museum

Por cierto, esta excursión no sólo es apropiada para Halloween por el macabro doble asesinato, además la casa es famosa por su actividad paranormal.

Así que entre brujas de Salem y fantasmas en Fall River, estamos servidos para disfrutar de un auténtico Halloween de miedo....

4 comentarios :

  1. Amelia, te has superado. Entrada digna de Cuarto Milenio, que ahora volvemos a mirar. A dormir yo tampoco me quedaría. Miraré si, ahora que tenemos Netflix, encontramos la película. Con ganas de leer sobre el tour.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! jajaja la estaba reservando para Halloween por eso.

      En Netflix no tienen las mismas películas aquí y allí, pero mira a ver si la encuentras aunque ve primero la película. La serie es bastante más macabra y surrealista.

      Ya tengo casi lista la otra entrada :)

      Eliminar
    2. ¡Que bien, he reducido la espera! Ya te diré qué me parece.

      Eliminar
    3. Ya está publicada, a ver si me voy poniendo al día y también subo la del museo de las brujas que no nos dio tiempo a ver en Salem el día que fuimos a casi todos los museos de allí ;)

      Eliminar