lunes, 22 de marzo de 2021

Gastronomía Dulce en Tokio

Taiyaki en Tokio
Taiyaki en Tokio


Mi obsesión con el matcha, bastante antes de que se pusiera de moda en España o incluso aquí en Estados Unidos, no es ningún secreto para los que me conocéis, pero no es lo único que me gusta de la gastronomía japonesa. 

Una gastronomía que se ha convertido en una de mis preferidas, junto con la española, incluso muchos años antes de probar la real, la elaborada allí en Japón, porque cualquier expatriado sabe, que por muy similar, ninguna cocina es exactamente igual fuera de sus fronteras.  

Aquí hay muchos restaurantes japoneses, no obstante Estados Unidos es el país del mundo en el que más expatriados japoneses viven, con una cifra muy superior a otros países como China, Australia, Tailandia y Canadá que le siguen en ese mismo orden, pero con cifras notoriamente más bajas. 

Además he tenido la oportunidad de visitar y disfrutar de la gastronomía japonesa en los tres barrios japoneses oficiales que en la actualidad existen en Estados Unidos. Concretamente en las ciudades de Los Ángeles, San Francisco y San Diego, como veis todos en California. Son conocidos como Japantown, J-Town, o Little Tokyo entre otros nombres y por razones obvias son las mejores alternativas a la comida real japonesa en este país. 

Aún así, fui consciente de que este viaje a Tokio era mi mejor oportunidad hasta el momento para conocer de verdad esta gastronomía que tanto me había impactado. Y por ello, no desperdicie ningún segundo para probar todo lo que pude. 

Solo fueron dos semanas, pero no paré de comer, aunque tengo que decir que por alguna razón, no subí de peso, como me ocurre durante todas las vacaciones, en este caso fue al contrario.  

¡Y como podéis ver en esta entrada, no me privé de nada, ni de dulces!

Lo primero que estaba deseando probar, ya imagino que todos os lo podéis imaginar, era todo lo que tuviese que ver con el matcha. 

Y comenzamos con el Starbucks, algo poco lógico, ya que viniendo de Estados Unidos y queriendo probar la cocina japonesa auténtica en Japón, no tiene ningún sentido ir a esta cadena de Seattle


Matcha con Pepitas de Chocolate en Starbucks, Tokio


Tengo un poco de excusa, realmente solo fuimos alguna vez y porque por la mañana temprano era la única opción que encontramos para desayunar. 

La cantidad de pastelerías y cafeterías que podemos encontrar en Tokio es muy considerable, más de las que yo imaginaba, pero todas abren tarde, al menos no a tiempo para desayunar antes de ir a la oficina. Tampoco conocíamos nada, ni teníamos demasiado tiempo para buscar, ya que Fran tenía que llegar pronto a la oficina porque tenía mucho trabajo todos los días, pero es que nada parecía estar abierto para desayunos. 


Pastelería en las Calles de Tokio, Japón


Lo que aún no sabíamos es que sí que había sitios para desayunar temprano, lo que pasa que lo que ellos desayunan no tiene nada que ver con nuestra idea de desayuno y nosotros aún no lo sabíamos. Así que preguntamos a los compañeros de Fran, por si ellos nos podían recomendar alguna cafetería o pastelería para desayunar. Lo gracioso es que no les cuadraba lo de desayunar pasteles... y viendo lo que es un desayuno para ellos, lo entendimos perfectamente. 


Desayuno Típico Japonés en el Aeropuerto de Tokio


Nosotros no nos atrevimos a desayunar ningún día ese tipo de desayuno, excepto el último, en el aeropuerto. Y la verdad es que no estuvo tan mal, después de todo. 


Desayuno Típico Japonés en el Aeropuerto de Tokio

Desayuno Típico Japonés en el Aeropuerto de Tokio


Afortunadamente el Starbucks estaba abierto desde temprano y allí obviamente tenían matcha, además por esa época no recuerdo muy bien si ya habían incluido el matcha en los establecimientos de Boston o aún no, porque yo la primera vez que vi matcha en un Starbucks fue en San Francisco y aquí aún no había. 

Además, aunque esta cadena de cafeterías tiene productos similares, su menú no es exactamente el mismo, está adaptado a la ubicación en el que se encuentra. Allí probé el matcha con pepitas de chocolate, que aquí nunca he visto, aunque supongo que si lo pides te lo pueden hacer también, ya que sus bebidas son customizables. 


Matcha con Pepitas de Chocolate en Starbucks, Tokio


Sin embargo, es más complicado encontrar la bollería con matcha, con sakura o con castañas que sí vimos allí. 


Pound Cake de Matcha en el Starbucks de Tokio, Japón

Dulces en el Starbucks de Tokio, Japón


El matcha del Starbucks no fue el único de cadena que probé allí, también probé el de Godiva y esta vez sí era algo único, porque al menos las tiendas de Godiva aquí no tienen en su menú matcha. Lo único que tuve que ir por la tarde, por las mañanas abría muy tarde. 


Bebida Godiva de Matcha en Tokio


En realidad sí nos encontramos con otra cadena de cafeterías abierta por las mañanas, además esta era de estilo estadounidense, pero es japonesa. Se llama Excelsior Caffe y se encuentra en Sanno Park Tower, pero después de probar una mañana, decidimos que mejor volver a Starbucks, además fuimos al Starbucks Reserve Store


Desayuno en Excelsior Caffe en Sanno Park Tower en Tokio


Hago un pequeño inciso aquí para hablar de otra bebida, otra bebida verde, aunque no es matcha, pero también la probé en una franquicia estadounidense, probablemente la más conocida del mundo, McDonald's


Cartel del McDonald's en Tokio


Yo me niego a entrar a esta franquicia desde hace muchos años, pero esto tenía que probarlo, aunque solo fuese para confirmar que no me gusta para nada. 

Me refiero al Melon Soda Float, que es una bebida de Fanta con sabor a melón con helado de vainilla por encima. Muy llamativo con ese color verde, pero al menos yo, prefiero el verde matcha. 


Melon Soda Float del McDonald's en Tokio

Melon Soda Float del McDonald's en Tokio


Y volviendo al matcha, me sorprendió mucho no encontrar pastelerías o cafeterías con dulces para desayunar temprano, pero además otro problema con los horarios que encontramos fue para cenar. 

Nuestro viaje fue laboral, yo no, pero Fran sí, así que esto complica bastante las cosas, además Fran tuvo bastante trabajo esos días, pasando mil horas en la oficina y todo la noche en el hotel trabajando y con llamadas a Estados Unidos

Lo que me sorprendió mucho es que allí la mayoría de los trabajadores de las oficinas, salen del trabajo muy temprano, sobre las 6 de la tarde. Si vas por las áreas de oficinas, verás la estampida de gente muy arreglada dirigiéndose al metro y desapareciendo en poco minutos, dejando todo casi desértico. 

Y eso a la hora de la merienda para nosotros, porque eso de cenar a las 6 de la tarde aún no lo hemos asimilado, ni después de casi 10 años en Estados Unidos

Además, como os podéis imaginar Fran no salía a las 6 de la oficina, ni siquiera para cenar y seguir trabajando en el hotel, que es lo que sospechamos hacen el resto de sus compañeros, trabajar desde casa después de cenar. 

Y las consecuencias eran que día tras días nos encontrábamos con todo cerrado a la hora de la cena, pero es que literalmente no había manera de encontrar un restaurante abierto a esas horas. 

Os cuento sobre las comidas de los almuerzos y algunos días que pudimos cenar en esta otra entrada, que podéis leer pinchando en el siguiente enlace: 


🔔  Próximamente Enlace Aquí 


Afortunadamente hay varios supermercados abiertos las 24 horas, algunos de ellos eran 7-Eleven, la cadena de tiendas fundada en Dallas, que en la actualidad pertenece a un grupo japonés y es que es allí, en Japón, donde más establecimientos de 7-Eleven hay en el mundo. 

En enero del 2020 la cifra de localizaciones de estos establecimientos en Japón era de 20.988 en comparación con los 9.364 que hay en Estados Unidos, ya os podéis imaginar cómo de sencillo es encontrarse alguno por allí. 

Y nosotros terminamos comprando para cenar la mayoría de las noches allí. ¿A qué no sabéis qué? Bueno pues seguro que no lo ibais a imaginar, helados de matcha. 


Helado de Matcha Comprado en un Super 24 Horas en Tokio


Los probamos todos y por cierto, también hicimos uso de las máquinas expendedoras de helados y bebidas que hay por todos lados, en mitad de las calles. Otra opción fuera de horarios de los restaurantes por allí. 


Máquinas Comida y Bebida en Tokio


Pero no es ni de lejos la mejor opción y no os la recomiendo salvo en caso de fuerza mayor como cuando viajas con un adicto al trabajo en viaje de negocios 😒

Lo que sí os recomiendo es probar todos los helados de matcha que encontréis, pero los que tiene esta pinta, porque con ellos hasta que uno que yo sé se volvió adicto al matcha después de varios años resistiéndose. 


Helado de Matcha, Tokio

Helado de Matcha, Tokio


Otra cosa que no recomiendo, aunque bueno quizás por la foto y por probar una vez, pero definitivamente no fue algo que me dejara buen recuerdo, fueron los mega famosos crepes de la calle Takeshita


Crepe de Matcha de Santa Monica en Takeshita, Tokio


Esta estrecha y bulliciosa calle se ubica en Harajuku y no os la podéis perder, es uno de los puntos más famosos y turísticos de Shibuya. Además de sus variados y curiosos comercios, aquí hay una cantidad de locales con bebidas y postres muy llamativos, tanto que en mi opinión son más instagramables, es decir para la foto, dando un segundo plano al sabor o su calidad. 


Crepes de Santa Monica en Takeshita, Tokio

Batido de Santa Monica en Takeshita, Tokio

Chocolate Cake Pumpkin en un Comercio de Takeshita Street, Tokio


Uno de estos productos son los crepes y es que la repostería japonesa está muy influenciada por la europea, especialmente la francesa. Han conseguido una fusión magnífica en la que usando la base de muchos postres europeos, añaden ingredientes locales y además, decoran usando la búsqueda de armonía en la presentación que tanto los caracteriza. 

Pero en esta calle, al menos los que yo probé, la prioridad está clara, la foto. 


Crepe de Santa Monica en Takeshita, Tokio

Crepe de Santa Monica en Takeshita, Tokio


Entre todas las opciones las más populares son Angel's Heart, Marion Crepes y Santa Monica. De ellas la que tiene la decoración más llamativa es la primera, pero yo decidí probar la última. 


Crepes Marion en Takeshita Street, Tokio

Santa Monica Crepes en Tokio


Aunque después me encontré con la que parece más popular de las tres, Marion Crepes por otras zonas de la ciudad, así que si en el caso de que queráis probar varias, no es necesario que sean las tres el mismo día.  


Marion Crepes en Tokio


Y no solo de los crepes con matcha u otros ingredientes, también en otros dulces como estas enormes y coloridas nubes de algodón de azúcar que yo ni me animé a probar. 


Algodón de Azúcar de un Comercio de Takeshita Street, Tokio


También vi por allí un Beard Papa's, una cadena japonesa de profiteroles conocida internacionalmente y que yo sí he probado varias veces, aunque en el barrio chino de Boston.


Beard Papa's en Takeshita Street, Tokio

Profiteroles de Matcha de Beard Papa en Boston


Este tipo de dulces se suelen vender mucho en puestos callejeros, para ir comiéndolos por las calles y es que curiosamente Japón tiene una amplia cultura de comida callejera, lo que en inglés sería Street Food, aunque no sé si la traducción es exacta porque en español no tenemos un concepto tan similar, quizás solo para los churros, castañas y poco más. 

En Tokio me sorprendió bastante encontrar este tipo de negocio de vendedores ambulantes o con establecimientos de hostelería sin mesas, ni sillas para sentarse a comer. Teniendo en cuenta todo el ritual que montan para el té, era algo que no me esperaba, pero parece que son de extremos en este sentido.  

De hecho muchos de sus dulces más tradicionales y populares forman parte de esta comida callejera y entre ellos mi preferido, el taiyaki


Taiyaki Kuriko-An Relleno en Tokio, Japón


Los taiyaki, cuya traducción al español es besugo asado, son pasteles similares a las tortitas americanas, pero con forma de pez y rellenos principalmente de pasta de judías dulces, anko, aunque también son frecuentes otros rellenos como la crema pastelera, chocolate o incluso sabores salados. Y durante algunas estaciones como el otoño, con sabores como la calabaza o las castañas. 


Taiyaki Rellenos en Tokio, Japón

Taiyaki Rellenos en Tokio, Japón


Los elaboran allí mismo, se puede ver cómo los van haciendo en esas planchas con las formas de pez que tanto necesito en mi vida y que aún no me explico como no tengo ninguna. 


Elaboración de Taiyakis en un Puesto de Tokio


Si os fijáis la elaboración, una vez tienen la masa lista es fácil. Solo rellenan el molde del pez, necesitan dos por cada taiyaki, añaden el relleno, que en este caso son las judías rojas dulces, en uno de los dos lados del pez y después juntan las dos partes cerrando el molde. 


Elaboración de Taiyakis en un Puesto de Tokio


Al parecer según cómo y el número de taiyakis que se elaboren a la vez, hay dos versiones, la que vemos en las fotos se denomina "Fish Farm Taiyaki" y otra en la que se hace de uno en en uno se conoce como "Natural Taiyaki"


Elaboración de Taiyakis en un Puesto de Tokio


Hay diferencia en el sabor y la textura, puesto que el natural es más crujiente y el de "granja" es más esponjoso, como podéis ver en la siguiente foto. Esta diferencia se consigue porque además de la cantidad que se elabora al mismo tiempo, en el natural se pone la masa en un solo lado, se rellena y se vuelve a poner masa encima en el mismo lado del molde para entonces cerrarlo con la otra parte que está vacía. 


Fish Farm Taiyaki Relleno de Judías Rojas Dulces


También me encontré con esta versión, en la que mantenían el dibujo de pez, pero dentro de un rectángulo y con azúcar. Este tipo más moderno son los Croissant Taiyaki, que como su nombre indica son una mezcla entre ambos dulces, al estilo de cronut, pero versión japonesa. 


Croissant Taiyaki en Tokio


Hace años se volvieron muy populares en Estados Unidos gracias a un establecimiento en Nueva York que los elabora con la boca abierta y lo sirve con helado y además de extenderse por todo el país, también esta moda terminó llegando a España. Si no los habéis probado ya, seguro que al menos os suenan, ¿no?. 

También es muy popular el dango, tres o cuatro bolas de dumplings, elaboradas con harina de arroz o mochiko, similar al mochi que se sirve en un pincho y se suele vender cerca de los templos o santuarios, aunque también se encuentran en supermercados. 


Mitarashi Dango en Tokio

Puesto de Mitarashi Dango en Tokio


Hay de varios tipos, uno de ellos al menos nos sonará de verlo en los emojis, el tres colores, rosa, blanco y verde. 

Por supuesto, también hay mochis y de todas las variedades imaginables. 


Mochis en un Puesto de Tokio


También son muy populares los senbei, las galletas o crackers de harina de arroz japoneses que se elaboran tanto dulces como salados. 


Puesto de Senbei en Tokio


En uno de estos locales callejeros pude ver como los elaboraban artesanalmente sobre unas ascuas. 


Elaboración Artesanal de Senbei en Tokio

Elaboración Artesanal de Senbei en Tokio

Comercio de venta de Senbei en Tokio

Aunque yo los he visto más en su versión salada, al menos aquí en Estados Unidos, son bastante comunes como aperitivos. 


Comercio de Senbei en Tokio


No solo probé los dulces de comida callejera, también fui a varias pastelerías, algunas de ellas estaban en centros comerciales, grandes espacios abiertos con muchos puestos variados de establecimientos hosteleros. 

Uno de los que más me gustaron de este estilo fue el Ginza Food Garden en Mitsukoshi Ginza, la cadena de grandes almacenes más antigua de Japón que fue fundada en 1673

Un espacio de lujo con más de 120 establecimientos diferentes, un auténtico paraíso culinario, aunque a precios para no todos los bolsillos. 


Pasteles en Ginza Food Garden en Mitsukoshi Ginza, Tokio

Cruasanes en Ginza Food Garden en Mitsukoshi Ginza, Tokio

Panaderías en Ginza Food Garden en Mitsukoshi Ginza, Tokio

Panaderías en Ginza Food Garden en Mitsukoshi Ginza, Tokio


Por supuesto tampoco me perdí una visita a la pastelería más antigua de Japón, Ginza Kimuraya, una pastelería fundada en 1869 por un guerrero samurai que había perdido su trabajo y aprendió a hacer pan junto a un conocido que había trabajado para una familia holandesa.  

Es especialmente popular por haber sido la creadora del anpan, otro de los dulces japoneses más conocidos de la gastronomía japonesa. 

Yo en cambio decidí probar otros dos dulces, uno que no tengo ni idea de cómo se llama. 


Dulce de Ginza Kimuraya enTokio

Y otro de los dulces japoneses más populares, un melon pan, un nombre fácil que significa pan de melón, como ya os habréis imaginado, aunque en realidad la mayor parte de las veces no sabe a melón. Su nombre se debe a su forma, que al parecer a ellos les recuerda a un melón, pero no voy a ser yo quien me queje con este nombre tan sencillo.  


Melon Pan de Ginza Kimuraya enTokio

Melon Pan de Ginza Kimuraya enTokio


Otra de los establecimientos que visité fue el Café de Miki with Hello Kitty, aunque me temo que ya no está abierto, cerró hace ya un par de años porque al parecer no era muy del gusto de los locales. 


Café de Miki with Hello Kitty en Tokio

Café de Miki with Hello Kitty en Tokio

Café de Miki with Hello Kitty en Tokio

Y si cambiamos a Hello Kitty por otro de los grandes personajes ficticios de Japón, Doraemon, seguro que la mayoría ya os imagináis otro dulce japonés muy popular. 

El Dorayaki, como muchos ya sabéis, es un pequeño bizcocho redondo con dos piezas similares a las tortitas y con azuki, la pasta de judías dulces, en el centro. 


Dorayaki, Tokio


Además de los más pasteles típicos de la gastronomía japonesa, como ya he comentado, aquí hay una fusión importante con otras cocinas, mucho más notable en la repostería que en los platos de cocina salada, o al menos es lo que yo percibí por allí. 

Sin duda en esa fusión internacional, la repostería francesa juega un papel muy dominante, aunque no exclusivo.


Chocolate Francés en Tokio


Otros países, incluso España, también tiene su propio granito de arena en la aportación a esta gastronomía, aunque no es muy directa, es bastante curiosa. 

Uno de los bizcochos japoneses más populares tiene un nombre que nos puede resultar algo familiar, Castella

Es un bizcocho sencillo y esponjoso de forma rectangular y elaborado con ingredientes simples que llegó a Japón a través de los comerciantes portugueses, quienes lo llamaban "pão de Castela" es decir, pan de Castilla

La actual es una receta adaptada al gusto japonés, pero el nombre ha permanecido, al menos algo parecido entre el portugués y el español. 

Otra curiosidad que me encontré por allí fue unos locales muy populares llamados Pablo y aunque en esta ocasión el postre en sí tampoco está relacionado directamente con España, incluso menos que el anterior, pero bueno lo de Pablo llama la atención allí sí o sí. 

En realidad Pablo son unos locales que venden una famosa tarta de queso y que llevan ese nombre en honor a Pablo Picasso, aquí la explicación. 


Pablo en Akihabara, Tokio


Otra curiosidad de estas tartas de queso tan populares es que se puede elegir el grado de horneado, al estilo de un filete de carne o incluso de la tortilla de patatas, entre la cuajada y la poco hecha. 

Uno portugués que parece bastante popular por allí, es el Pastel de Belém o Pastéis de Nata, que seguro que todos conocéis, pero que me sorprendió que fuese tan popular allí, aunque al parecer hay algunos más, influencia de nuestros vecinos portugueses. 


Pastéis de Nata o Pasteles de Belém en Tokio


Austria tiene una buena representación con la famosa pastelería y chocolatería Demel, que fue fundada en Viena en el año 1786


Pastelería Demel en Tokio


Entre otras gastronomías europeas que me encontré, una que me sorprendió más, la holandesa.  


Hollandische Kakao-Stube en Tokio

Pasteles Holandeses en Tokio, Japón


Al parecer allí son muy populares un tipo de bizcocho a capas alemán, Baumkuchen, que en Japón es conocido como baumukūhen.

Y no solo allí, es muy popular en Japón y se puede encontrar hasta en sitios turísticos como la Torre de Tokyo


Baumkuchen en la Torre de Tokio


Y es que los dulces allí parecen que son los regalos perfectos para comprar, como cualquier otro artículo de estos que solemos encontrar en las tiendas de recuerdos en los viajes para llevar a la familia, pero con mucho más nivel que el simple llavero, imán o figurita de decoración. 

Además no es solo el dulce, es la perfección de esos paquetes que ya sin saber lo que hay dentro da gusto verlos. Y digo sin saber lo que hay dentro, pero en realidad es solo la persona que lo recibe quien no va a saber su contenido hasta que no lo abra. Nosotros no tendremos ese problema al comprarlos porque todos vienen con una exhibición al lado y su contenido recreado en plástico para que nos hagamos una idea. 


Dulces de la Tienda de Regalos de la Torre de Tokio


Y aunque se puedan encontrar por muchos sitios, uno en particular con una buena selección de ellos es la tienda de regalos de la Tokyo Tower


Dulces de la Tienda de Regalos de la Torre de Tokio

Dulces en la Torre de Tokio


Además de los dulces más representativos de su gastronomía, también hay una buena selección con la temática de los personajes más populares de la cultura japonesa. 


Dulces de la Tienda de Regalos de la Torre de Tokio

Dulces de la Tienda de Regalos de la Torre de Tokio

Dulces de la Tienda de Regalos de la Torre de Tokio


Supongo que al ser un sitio turístico los precios son algo más elevados, aunque la comodidad de comprar allí mismo, sin dar muchas vueltas, si no tenemos mucho tiempo, tampoco tiene precio.

Otro lugar en el que podemos aprovechar para comprar estos dulces/regalo es el aeropuerto, tampoco os puedo decir si es el lugar más económico, pero al menos también es bastante cómodo. 

Al menos nosotros siempre vamos al aeropuerto con muchas horas de antelación porque nunca sabemos si nos vamos a encontrar con algún contratiempo y preferimos ir relajados, así que una buena forma de aprovechar esas horas muertas es realizando estas compras. 

Además así no tenemos que ir todo el viaje cargando con los dulces, ni tampoco preocuparnos mucho por si entran o no en la maleta o si compramos demasiado y luego no nos entrará algo excepcional que nos encontraremos por allí. 

Nosotros al menos hicimos eso, comprar la mayoría en el aeropuerto y estos son algunos de los que nos llevamos a España, nuestro siguiente destino en ese viaje. 


Dulces Japoneses Comprados en el Aeropuerto de Tokio

Dulces Japoneses Comprados en el Aeropuerto de Tokio

Dulces Japoneses Comprados en el Aeropuerto de Tokio

Dulces Japoneses Comprados en el Aeropuerto de Tokio

Dulces Japoneses Comprados en el Aeropuerto de Tokio

Dulces Japoneses Comprados en el Aeropuerto de Tokio


Aunque también compramos en el sitio más económico que se me ocurrió ir a mirar y que os recomiendo que lo incluyáis porque también tienen algunas cosas muy interesantes, el supermercado. 

En uno de los supermercados más grandes que visitamos compramos estos dulces que como veis venían en una cestita, sin muchos embalajes, aunque iba plastificado, pero también ideal para regalo. 


Dulces Japoneses Otoñales


Por cierto, en el supermercado es también donde aproveché para comprar matcha de diferentes marcas para probar. Al menos es mucho más sencillo ver todos los precios y variedades en las estanterías que tener que entrar a un comercio y hablar con los dependientes. 

Aquí te la juegas más porque no tienes a quien te aconseje, pero siempre hay ayuda extra con cartelitos como el que vemos en la siguiente foto, que nos indican que es un producto popular. 


Matcha en un Supermercado de Tokio


Y por supuesto no podían faltar en esta entrada los Kit Kat, que aunque son una popular chocolatina de origen británico que está muy extendida por el mundo, en Japón va un poco más allá. 

Allí se venden en tiendas especializadas solo para Kit Kat y es que tienen más de 300 sabores diferentes que además van variando con ediciones limitadas y de temporada. 

Una auténtica locura de sabores, aunque no es del todo exclusivo de Japón, ya que al menos en Estados Unidos, si no todos, algunos de estos sabores son fáciles de encontrar en tiendas asiáticas especializadas. 


Kit Kat de Matcha y Sakura de Japón


Por cierto os habéis fijado que casi siempre que íbamos los dos, que no fueron muchos días, uno pedía de matcha y el otro de chocolate, pues todo lo que veis de chocolate era de Fran, hasta que se rindió al matcha. Cuando volvamos otra vez por allí, la cosa va a ser más verde. 

Y con esto finalizo mi paseo por la gastronomía más dulce de nuestro viaje por Tokio, en el que nos quedaron muchas cosas por probar y muchos restaurantes, cafeterías y pastelerías por visitar, pero en el que al menos tuvimos un primer contacto con la escena culinaria de la ciudad de Tokio

¿Qué os ha parecido más curioso?.

Yo creo que me he sorprendido a mí misma visitando StarbucksMcDonald's, sobre todo este último, al que llevo bastante más de una década sin ir, excepto en esa ocasión. 

¡Y también la cantidad de dulces que hay por todos sitios!


No hay comentarios :

Publicar un comentario