sábado, 18 de junio de 2022

Viajar a España

Viajar a España


Este año volvemos a viajar a España, aún con medidas especiales, aunque cada vez se van simplificando más. 

Como el año pasado, nos toca reservar autobús para llegar hasta el aeropuerto de Boston desde Portsmouth


Estación Autobuses de Portsmouth, New Hampshire


Dentro del autobús no hay obligación de llevar mascarillas, aunque me sorprende que sobre la mitad de los pasajeros la llevasen puesta. 

En el aeropuerto de Boston vemos algunas, pero mucho menos pasajeros sin ellas que con ellas. Las tiendas aún siguen sin estar abiertas del todo, pero tanto en los restaurantes como en el resto de comercios casi nadie del personal las lleva puestas ya. 


Aeropuerto de Boston, Massachusetts


Para embarcar allí solo nos pidieron la tarjeta de vacunación y el pasaporte, nada más. 

No nos pidieron el QR, aunque en nuestro caso es obligatorio, ya que no tenemos Certificado Digital de la UE, el CCD y era la opción más sencilla teniendo las vacunas al día. 


Hay varias opciones, incluso sin tener las vacunas o las dosis completas: 


Certificado Digital de UE o equivalente UE de vacunación frente al COVID-19.

O un certificado negativo de una prueba diagnóstica de infección activa. 

O un certificado de recuperación tras haber pasado esta enfermedad. 


La cartilla de vacunación de Estados Unidos no es válida como certificado equivalente, así nos toca la siguiente opción. 


QR SpTH

Debemos cumplimentar el Formulario de Control Sanitario SpTH a través de la web:


🇪🇸  https://www.spth.gob.es/


O de la aplicación de móvil Spain Travel Health introduciendo manualmente los datos de nuestro certificado de vacunación, prueba diagnóstica o recuperación. 

Es sencillo, solo hay que comenzar a rellenar los formularios con nuestros datos. 

Recomiendo hacerlo en la App del móvil, ya que de esta forma lo tenemos directamente en el móvil, no hay que imprimir nada y es más cómodo. 

Una vez en la App de Spain Travel Health es solo darle a ACEPTAR y comenzar seleccionando CCD/Formulario, la opción de la izquierda. 


Pantallazo de la App de Spain Travel Health


Nos encontramos con el Nombre del formulario, donde tenemos que pensar en algún nombre para este viaje. Por ejemplo, Junio 2022 o Vacaciones España 22 o Verano España, lo que se os ocurra, además de nuestro número de pasaporte, el número de vuelo y la fecha de llegada. 


Nombre del Formulario del Spain Travel Health


En la siguiente pantalla los campos a rellenar son los de nuestros datos personales

Aseguraros que os ponen la fecha de nacimiento correcta, porque por alguna razón el día lo cambia, me pasó tanto rellenando mi formulario como el de Fran, al volver a la pantalla. 


Información Personal del Spain Travel Health

Información Personal del Spain Travel Health


A continuación tenemos que rellenar la información del vuelo de llegada a España

En la anterior versión había que rellenar obligatoriamente el número de asiento, pero en la actual se puede dejar simplemente en blanco. 


Información del Vuelo del Spain Travel Health


Solo se puede continuar rellenando el formulario si estamos dentro del plazo de 3 días antes de la salida del vuelo, pero se puede guardar y la misma aplicación nos recordará cuando podemos hacerlo. 


Recordatorio para Rellenar el Spain Travel Health


Cuando estemos dentro del plazo para poder continuar, nos encontramos con el cuestionario sanitario

Es sencillo también, la única dificultad fue identificar mi vacuna, la Pfiezer, ya que en el formulario no se veía el nombre completo antes de marcarla, aunque una vez marcada ya se puede leer el nombre, como podéis ver en la siguiente imagen.  

Depende del tamaño de la pantalla del móvil. Si os pasa igual que a mí, selecciona BNT162b2....


Información Certificado Vacunación del Spain Travel Health


Una vez rellenado el cuestionario sanitario nos aparece esta pantalla en la que debemos ver que nos las han validado. 

Nosotros no hemos tenido que adjuntar fotos de la cartilla de vacunación, pero puede ser por haberlo hecho para el viaje del año anterior, o puede que simplemente ya no haga falta.  


Cuestionario Sanitario del Spain Travel Health


Después nos aparece la Declaración responsable en la que tenemos que marcar para aceptar que nos comprometemos a llevar a cabo las directrices y medidas que nos indiquen y que hemos dicho la verdad al rellenar el formulario.

También debemos marcar si el pasajero es menor de edad o persona dependiente.  


Declaración Responsable del Spain Travel Health


Una vez listo, ya nos aparece una pantalla confirmando que hemos completado el formulario correctamente. 


Formulario Completado Correctamente del Spain Travel Health


Y un recordatorio de que tenemos que llevar este QR para nuestro viaje a España, excepto los menores de 12 años que quedan exentos


Recordatorio del Spain Travel Health

A continuación nos generan un código QR que es lo que vamos a tener que mostrar. 

Lo tenemos en la APP dentro de mis viajes. Si tenemos varios viajes, es solo elegir el nombre o alias que le hemos dado a este viaje en concreto, como alguno de los ejemplos que os he compartido en la primera pantalla junio 2022... 

En la web de sanidad nos informan que este código que generamos al ingresar los datos lo tendremos que presentar al momento del embarque y al de nuestra llegada a España

Este no fue nuestro caso, solo nos pidieron la cartilla de vacunación a la hora del embarque de las maletas y el código QR a la llegada a España

El embarque de Iberia como siempre un caos, solo pedían el billete y al ser sin orden ninguno, suficiente, porque si llegan a pedir algo más, tardarían una eternidad.  

Primero entran los pasajeros Clientes Iberia Plus Infinita, Platino y Oro, Iberia Singular, oneworld Emerald y Sapphire y Business Class.

Después los pasajeros con movilidad reducida y que vayan acompañados de niños pequeños, algo que no entiendo muy bien. 

Por un lado lo entiendo, en teoría puede tener sentido, pero en la práctica lo que vemos es que los niños no quieren estar sentados en sus asientos en el avión esperando a que el resto del avión suba y cuando embarcamos el resto, tanto ellos como sus padres están dando vueltas por los pasillos o se levantan a coger cosas de sus maletas de mano, con lo que bloquean los pasillos y no podemos seguir realizando el embarque. 

Y después dijeron que ya podíamos embarcar los grupos 2 y 3, el resto de pasajeros, que básicamente éramos el resto, con el consiguiente agolpamiento. 

Una vez dentro, era obligatorio llevar las mascarillas puestas, excepto para comer y beber, pero aunque la mayoría las llevaba puestas, mucha gente pasaba de ellas. Las azafatas tuvieron que llamar la atención varias veces, pero es imposible controlar a todos, todo el tiempo. 

De todas formas, la limpieza brillaba por su ausencia, mi bandeja, tanto por dentro como por fuera estaba llena de churretes. 


Asientos Avión Iberia


📹  Vídeo: 



Al poco de subir reparten la cena, con dos opciones, ternera en salsa o pasta, que viene acompañada de algo que no sé muy bien qué era, pero no tenía buena pinta, un bollo de pan frío, sin mantequilla y un postre, que esta vez era una porción de tarta de chocolate. 


Cena en Vuelo con Iberia de Boston a Madrid


📹  Vídeo: 



La cena al menos decente en comparación con el desayuno, justo antes de aterrizar, que consiste en un plátano o una magdalena a elegir. 

La hora del desembarque aún peor, incluso habiendo muchos pasajeros con vuelos de conexión con la hora justa, ninguna ayuda para facilitar llegar a tiempo, como en otras compañías que dejan salir primero a estos pasajeros. 

Una vez fuera, después de un desembarque eterno, porque alguna gente no tiene prisa y les da igual, así que se lo toman con calma, comienza la carrera de obstáculos. 

Fuera del avión tampoco encontramos ninguna ayuda para facilitar llegar a la puerta de embarque a tiempo. 

Después de varios controles, primero pasaporte, luego código QR, luego control de maletas de mano, en la que hay que sacar ordenadores, quitarse zapatos... se les rompe la cinta y allí nos quedamos bloqueados hasta que vienen a arreglarla. 

A todo esto ya ha comenzado el embarque del último vuelo, pero a nosotros aún nos queda recorrernos el aeropuerto de punta a punta, tren, varias escaleras mecánicas y pasillos larguísimos con gente por medio que hay que ir esquivando. 

Afortunadamente nuestros vuelo, y algunos más que también nos enteramos como el de Jerez, salieron con retraso, así nos dio tiempo de embarcar. 

Llegamos a Almería, sin dormir, sin desayunar y medio mareados del calor, esperando a nuestras maletas, pero no llegaron.  

En total no llegaron 5 maletas, las de cinco pasajeros del mismo vuelo procedente de Madrid, pero nosotros éramos los único que llegábamos desde Boston

Para cinco reclamaciones una eternidad y nosotros somos los últimos, además se nos informa de que no nos pueden enviar las maletas a nuestro domicilio porque provienen de un destino fuera de la Unión Europea


Zona de Reclamación por Pérdida de Equipaje del Aeropuerto de Almería


Nos avisan por correo electrónico de que nuestras maletas han llegado al aeropuerto esa misma tarde y que tenemos que ir hasta allí de nuevo para recogerlas y pasar la inspección de aduanas. 

Al no tener internet, nosotros no lo vemos hasta el día siguiente, pero tuvimos que ir a comprar algunos artículos de primera necesidad. 

Al día siguiente, el 10 de junio, habíamos embarcado el 8 de junio en Boston, fuimos hasta el aeropuerto de Almería de nuevo. Algo más de 55 kilómetros de distancia, sin metro, ni tren de cercanías ni transporte público decente y con parking de pago una vez llegas. 

Allí nos dan las maletas, nos acompañan a aduanas, tenemos que entregar nuestro DNI, el ID estadounidense no es válido, así que DNI o pasaporte

Nos revisan las maletas, nos preguntan si llevamos comida, especialmente carnes y si hemos traído artículos para venta. 

La explicación que nos dieron a la obligatoriedad de la inspección de aduanas de nuestras maletas y por consiguiente el hacernos ir al aeropuerto a recogerlas es debido a que las dependencias de la Guardia Civil son independientes. 

Es decir, aunque ninguna de las veces que hemos recogido las maletas después de volver de Boston en el aeropuerto de Madrid, Málaga o Granada, nos han inspeccionado las maletas, en Almería, siempre que vengamos de un destino fuera de la Unión Europea o del Espacio Schengen vamos a tener que pasar por aduanas, sin excepción.  

Siendo los dos almerienses, es la primera vez que volamos a Almería, en todos estos años, principalmente por los altos precios, además de que el aeropuerto de Granada está más o menos a la misma distancia y el de Málaga, tampoco está demasiado lejos, pero teniendo en cuenta esto, quizás es un motivo extra para no volver a volar más aquí. 

Después de un vuelo tan largo, de una conexión bastante complicada y del cansancio acumulado, tener que pasar por aduanas, no aleatoriamente, si no por obligación siempre, esperando otra cola, abriendo maletas y que toqueteen todo... no es demasiado agradable, pero además teniendo en cuenta que en caso de pérdida también estamos desfavorecidos, pues es para pensarlo. 


Llegando al Aeropuerto de Madrid desde Boston


Y por fin nos dejan marchar con nuestras maletas, revueltas, aunque al menos ha llegado todo a salvo.  

Al llegar a casa procedo a llamar al teléfono de reclamaciones por la demora de equipajes de Iberia


📞  913 336 702


Me informan de que tengo que tramitar la reclamación a través de la web de Iberia, ya que según me dicen ellos no pueden hacer nada por teléfono. 

Intento rellenar todo por la web, pero hay un máximo de caracteres, no admite adjuntar archivos y además cuando termino me informan de que no recibiré respuesta. 

Llamó de nuevo a Iberia, mismo teléfono, me atiende otra persona que procede a abrir la reclamación, me da un número de expediente y me dice que recibiría un correo electrónico con las instrucciones que debo seguir. 

Esto fue el sábado, el lunes por la tarde aún no he recibido ningún correo, ni en el correo no deseado hay nada, así que vuelvo a llamar. 

Me responde otra persona a la que le informo del número de expediente directamente y no del PIR (Parte de Irregularidad de Equipaje) que es el que siempre te preguntan. 

Me mandan inmediatamente el email en el que me piden la siguiente información personal y archivos adjuntos. 


- Código PIR (Parte de Irregularidad de Equipaje). Código compuesto de 5 letras y 5 cifras que se le facilitó en el aeropuerto al abrir su incidencia de equipaje.


- Nombre y apellidos.


- Copia del Documento Nacional de Identidad, Pasaporte o Tarjeta de Residencia.


- Teléfono de contacto, dirección de correo electrónico y dirección postal completa: calle, número, piso, código postal y cualquier otro dato que ayude a la localización de esa dirección.


- Copia del Billete de vuelo o tarjeta de embarque.


- Copia del resguardo de las etiquetas de facturación.


- Copia de las facturas de los gastos en los que haya podido incurrir por la compra de artículos de primera necesidad.


 - Copia del Documento Nacional de Identidad asociado a su cuenta bancaria.


- Europa: Número de IBAN y SWIFT.


De momento, es todo por ahora en cuanto al equipaje, os mantendré informados de las novedades. 


Estos días nos hemos enterado de que Estados Unidos ha eliminado el requisito de presentar un test de Covid-19 negativo. 

En cuanto realicemos el viaje de vuelta os confirmo los requisitos que aún siguen vigentes y la crónica del viaje.  


Vistas Aéreas de Boston


¡Espero que sea más llevadero que el de la ida! 


No hay comentarios :

Publicar un comentario