domingo, 13 de enero de 2013

Hoy Brunch: The Friendly Toast

Y es que acabo de tomar el tercer brunch de mi vida...sí, sí el tercero y además el segundo en los Estados Unidos, ya que el primero fue en Madrid el año pasado. Y además.... el segundo en el mismo restaurante...La verdad que viéndolo así no me veo muy capacitada para hablar sobre esto....Pero bueno, todo sea por enseñar un punto de vista de novata, de intentar reflejar esa expectación y avidez por observar todo, que quizás perdemos con el tiempo al ganar experiencia. Y nadie dice que después de conseguir más puntos de vista, información y conclusiones nuevas no pueda publicar entradas sobre este mismo tema y profundizar más.

Pues bien la palabra Brunch no es más que un neologismo a partir de la unión de las palabras Breakfast que significa desayuno y Lunch que significa almuerzo. Es una costumbre inglesa que está muy extendida en Estados Unidos, aunque en España empieza a estar de moda también, como últimamente todo lo americano.

Consiste en una mezcla entre el desayuno y el almuerzo, eso puede quedar claro ya por el nombre, pero realmente en qué consiste y lo que a mi me ha llamado la atención es los diferentes conceptos que hay del brunch.

Yo tenía entendido que el brunch era como una especie de buffet, casi siempre de autoservicio aunque a veces no, que se tomaba a media mañana entre las dos comidas los fines de semana o festivos. Como sustituto del desayuno por levantarse tarde y lo suficientemente fuerte para recuperar fuerzas o no necesitar almorzar. La comida que lo compone es una mezcla entre platos típicos de desayuno como frutas o bollería dulce y algunos entrantes o platos más fuertes que normalmente podemos servir en un almuerzo. Uno de los platos estrella del brunch son los huevos pochados sobre tostadas y acompañados de diferentes ingredientes como salmón o salchichas y siempre con  salsas como la holandesa, bechamel...También son muy típicas las quichés, crepes salados...Para beber suelen ser típicos los zumos de frutas, batidos e incluso cocktails o vinos espumosos. Comprobé que era así en mi primer brunch en Madrid, pero aquí, al menos en Boston, la cosa cambia....

Por lo que he podido comprobar en Boston el brunch está muy extendido en todos los restaurantes, tanto que incluso en algunos tienen una carta especial para el brunch y durante esas horas de la mañana los fines de semana y festivos no sirven otra cosa que no se encuentre en esa carta.

El restaurante al que he tenido la oportunidad de ir para tomar dos veces el brunch es The Friendly Toast.

🍳 http://thefriendlytoast.net

Entrada principal

Así que mi experiencia se basa en absolutamente y únicamente en este restaurante. Parece ser uno de los más populares de Boston y como está en Cambridge, muy cerquita de mi casa, no es una mala opción para empezar.

Respecto a lo de más popular me baso sobretodo en dos detalles, pese a que Cambridge está lleno, saturado de restaurantes más bien, éste en concreto tiene unas listas de espera de hasta 1 hora larga como ha sido el caso hoy y no hacen reservas. A pesar de ello la gente espera paciente a ser llamada para poder sentarse en una de las codiciadas mesas. Casi todo el mundo es gente joven aunque no me extraña demasiado estando en Cambridge y junto al MIT, pero la variedad de comensales es grande y de nacionalidades aún más. Como anécdota observo que hay pocos o casi ningún niño pequeño.



El otro detalle es que este restaurante, bueno el otro que tienen en Portsmouth en NH, ha salido en un programada de televisión llamado "Man v. Food Nation", puede que os suene porque yo lo he visto en España con el nombre de "Crónicas Carnívoras" en el Travel Channel. Este programa está presentado por un actor americano que va visitando los restaurantes más populares por todo Estados Unidos y se enfrenta a retos de intentar comer platos gigantes de comida en un tiempo determinado. Explica en qué consiste cada plato al que reta y cómo se elabora y además repasa las tradiciones gastronómicas de las diferentes zonas, así como las historias de cada restaurante que visita. 


La decoración de este restaurante es muy llamativa, consiste en una amalgama de objetos un tanto extraños o peculiares que seguro no estamos acostumbrados a ver en los restaurantes.

Macetero que nos encontramos al entrar con otro igual pero masculino al otro lado de la puerta


Un rincón del restaurante


Granada Gigante
Una de las paredes del Restaurante


Hay muchísimos más objetos por todo el local, podría seguir mostrando uno a uno, pero creo que ya es suficiente para poder hacerse una idea de a qué tipo de objetos me refiero. Y para poder enseñar lo caótico de la decoración de este peculiar restaurante.

El menu o lo que nosotros llamamos carta, tampoco es muy tradicional y está lleno de dibujos, es bastante amplio y por si no fuese suficiente lo acompañan con algunos más. Uno de ellos sólo para tés de diferentes sabores y variedades. 




También tienen una gran pizarra que ves nada más entrar para las especialidades del día.




Y llega el turno de la comida, por fin.....pues nosotros hemos repetido plato. Nos gustó mucho la hamburguesa con aguacate y hoy no nos hemos podido resistir. Aunque la carta es grande y muy variada las dos veces hemos optado por lo salado porque hemos ido a horas más de almuerzo que de desayuno, o al menos nos han sentado a esas horas tras las esperas interminables. Además si tengo que excluir del menú todo lo que tenga queso, pollo o pavo tampoco tengo demasiado para elegir. 

En la primera ocasión pedimos la hamburguesa de aguacate y un burrito de pescado con patatas fritas dulces.


Avocado

Fish Burrito with sweet potato fries
Hoy hemos pedido una tostada con huevos pochados y salmón y como dije antes repetimos con la hamburguesa de aguacate con patatas dulces fritas.


Avocado Burger with sweet potato fries 

Smoked Salmon Benedict
La cantidad de la comida es lo suficiente para ser típico ver a los clientes salir con su doggy bag.
Y con todo esto puedo explicar mejor por qué me llama la atención el concepto que yo tenía de brunch y el que me he encontrado aquí. Cómo veis no hay nada parecido a un buffet y nada sobre un picoteo para juntar las dos comidas en una. Aquí más bien el brunch consiste en tener la opción de desayunar más tarde de lo común. Se supone que los festivos o fines de semana la gente sale o no, pero al menos aprovecha para poder levantarse más tarde, así que gracias al brunch van a encontrar menús de desayuno a horas que a diario ya sólo sirven almuerzos y además también añaden algunos platos para almorzar o hacer que la comida sea más consistente.

Como a los americanos les gustan los platos grandes, la idea de varios platos más pequeños y variados servidos juntos no parece ser el concepto que ellos tienen de brunch, aunque puede que el estilo buffet también se encuentre por estas tierras y esté esperando a que lo localice, lo pruebe y os lo cuente......pero eso ya tendrá que ser en el futuro...

No hay comentarios :

Publicar un comentario